Síguenos en

RECTA CORTADA

El gran Sid Monge

Luis Carlos Joffroy

Publicado

en

Hoy tengo el privilegio de escribir sobre un gran amigo, leyenda de grandes ligas, de los 129 mexicanos que han llegado y sólo han permanecido más de 10 años, 27 de ellos. Me refiero al tremendo pitcher Isidro “Sid” Monge, nativo de Agua Prieta, Sonora, nació un 11 de abril de 1951. Desde pequeño tuvo gran inquietud por el béisbol siendo apoyado por su padre e influenciado por su tío Frank Pedroza quién le regaló su primer guante derecho (siendo el zurdo) y por lo tanto lo cambiaba de mano al momento de estar jugando, así es como se forjan los grandes hombres venciendo las grandes dificultades por eso vamos a recordar a un gigante del montículo, tremendo relevista, zurdo, con una estatura de 6”2 siempre dispuesto a jugar aún diariamente en ligas menores y mayores incluso participó en un doble header.  Se mudó a Brawley, California siendo un jovencito, Asistió a Brawley Union High School en dónde destacó en béisbol y crosscountry y ahí es dónde fue drafteado por los Angelinos de California en la ronda 24 de junio de 1970.

Su carrera en ligas menores inició obviamente en las sucursales de los Angelinos. En 1970 lo enviaron a la Pionner League con el equipo de Idaho Falls en dónde tuvo un record de 5 -1 en ganados y perdidos, con una efectividad de 4.21, lanzó 62 entradas y ponchó a 54, en su primer año e inició 6 juegos y salvo uno.

En la temporada de 1971 estuvo en la Midwest League, clasificación A, ahí ganó 12 y perdió 11, inició 24 juegos con una efectividad de 2.40, lanzó 169 entradas, ponchando a 158.

En la temporada de 1972 contando con 21 años lo subieron a Doble A con el equipo de Shreveport de la fuerte liga de Texas clasificación Doble A, ahí ganó 5 y perdió 10 con una efectividad de 3.47, lanzó 135 entradas ponchando a 106 contrarios.

En 1973 lanzó para el Paso, de la misma organización de Angelinos y en la misma liga de Texas, ganó 7 y perdió 11 con un 4.59 de efectividad, lanzó 147 entradas, ponchando a 90 oponentes. 

En el año de 1974, repitió con el equipo del Paso, obteniendo un record de 14 ganados con 5 derrotas, con una efectividad de 4.64 lanzando 163 entradas y ponchando a 111 contrarios.

Y en 1975 la edad de 24 años fue convocado para el equipo grande, después de haber tenido una muy buena temporada con el equipo de Salt Lake City en dónde ganó 14 y perdió 9 con una efectividad de 4.63, lanzando 167 entradas y ponchando a 106 adversarios, todo esto en la Liga de la Costa del Pacífico clasificación triple A,  haciendo su debut en las grandes ligas el 12 de septiembre de 1975 contra los Reales de Kansas City en el Royals Stadium lanzando en relevo 4 1/3 de entradas sin tener decisión. Ese poco tiempo que estuvo con Angelinos tuvo un record de 0-2 con una efectividad de 4.18, lanzando 23 2/3 y ponchando a 17.

En 1976 inició con Angelinos tuvo record de 6 ganados con 7 perdidos y una efectividad de 3.37 en 117 entradas, ponchando a 53 bateadores.

En la temporada de 1979 trabajó más innings que ningún otro, fue un buen año, también fue nombrado en la Liga Americana el pitcher del mes de julio, tiró 29 entradas en un mes como relevista, Sid recibió solamente 17 hits y ponchó a 17, los Indios ganaron 11 de 12 juegos cuando el pitcheó.

Posteriormente lanzó por 5 años con los Indios de Cleveland hasta 1981, después lanzó para Filadelfia por 2 años y en la temporada de 1984 lo hizo para los Padres de San Diego y los Tigres de Detroit y su última aparición fue en Grandes Ligas el día 30 de septiembre de 1984.

Sus movimientos en grandes ligas fueron los siguientes:

Junio 4 de 1970: Fue drafteado por Angelinos de los Angeles en el 24th round en el año de 1970 y firmado el 23 de junio de 1970 Mayo 11 de 1977 fue cambiado de Angelinos  a los Indios de Cleveland Noviembre 13 de 1981 se declaró Agente Libre

Enero 21 de 1982, firmó como agente libre con los Indios de Cleveland

Febrero 16 de 1982 fue cambiado de los Indios de Cleveland a Filadelfia

Mayo 22 de 1983, fue cambiado de los Filis de Filadelfia a los Padres de San Diego

Junio 10 de 1984, fue obtenido por Detroit de los Padres de San Diego

Dentro de los grandes recuerdos de Sid están que el primer bateador a quien se enfrentó en grandes ligas fue John Maybarry del equipo de Kansas City quien le sacó un fly a la segunda base y su ultimo bateador fue Don Mattingly. Sacándolo out de igual manera con fly a la segunda base.

El siempre tuvo en mente seguir trabajando para el béisbol, a él le gusta enseñar a todos esos jóvenes prospectos, ante todo pitchers que era su especialidad,. Estuvo trabajando después del retiro como coach de pitcheo. En el 2006 con el State College Spikes, del (2003-2005) con New Jersey Cardinals, (2002) con Potomac Cannons, en (2001) con Jhonson City Cardinals, en el (2000) con Peoria Chiefs, todos en ese momento parte del sistema de los Cardenales de San Luis. También fue entrenador de pitcheo de los Jamestown, entonces parte del sistema de desarrollo de los Tigres de Detroit en el año de 1995, y sigue como Coach de Pitcheo y entrenador hasta la fecha en el béisbol de los Estados Unidos, participando en diferentes organizaciones. Un maestro de la enseñanza, ante todo siempre mostrando la buena disposición como todo buen profesional del béisbol. Un hombre de historia en las grandes organizaciones donde sigue laborando.

Como dato adicional el participó en Serie Mundial de 1979 con los Tigres de Detroit habiendo obtenido el campeonato, además fue elegido al Juego de las Estrellas en el año de 1979. Haciendo la aclaración que en el año de 1998 estaba como instructor de pitcheo de la organización de los Padres de San Diego, considerándolo dentro del grupo resultando campeones de la Serie Mundial y anteriormente estuvo con los Cardenales de San Luis por 8 temporadas también como instructor habiendo ganado dos series mundiales dentro de ese lapso, asi que suman 4 Series Mundiales en dónde formó parte del cuerpo técnico por su trabajo sobresaliente dentro de esas organizaciones.

Sus números finales durante las 10 temporadas fueron: ganó 49 juegos y perdió 40, con una efectividad de 3.53, participó en 435 juegos, salvó 56 juegos, lanzó 764 entradas y ponchó a 471.

Vaya que Monge está muy orgulloso por su carrera en MLB ya que de los 129 mexicanos que han hecho carrera en el big show y que han tenido el honor de permanecer más de 10 años que hasta la fecha han sido solamente 27 jugadores mexicanos con 10 años o más y son: 

1.- Juan Gabriel Castro (17 años)   2.- Oliver Pérez (17 años) 3.- Aurelio Rodriguez ( 17 años) 4.- Fernando Valenzuela (17 años) 5.-Rubén Amaro (11años) 6.- Roberto Avila (11 años) 7.- Vinicio Castilla (16 años) 8.- Jorge de la Rosa (15 años) 9.- Elmer Dessens (14 años ) 10.- Marco Estrada ( 12 años) 11.- Yovanni Gallardo (12 años) 12.- Jaime Garcia (10 años) 13.- Karim Garcia (10 años) 14.- Edgar González ( 10 años) 15.- Esteban Loaiza ( 14 años) 16.- Aurelio López (11 años) 17.- Antonio Osuna ( 11años) 18.- Dennys Reyes ( 15 años) 19.- Armando Reynoso (12 años) 20.- Ricardo Rincón ( 11 años) 21.- Fernando Salas ( 10 años) 22.- Joakim Soria (12 años) 23.- Alex Treviño (13 años) 24.- Ismael Valdez (12 años) 25.- Rodrigo López ( 11 años) 26.- Sid Monge ( 10 años) 27.- Jorge Orta ( 16 años). Aclarando que si esta temporada se realiza, Oliver Perez  podría acumular 18 años para convertirse en el mexicano con más años participando en grandes ligas.                            

Es uno de los 75 jugadores más emblemáticos de la Liga Mexicana del Pacífico, está dentro de los mejores relevistas mexicanos de todos los tiempos con la salvedad que los primeros años el realizó funciones de inicialista además tuvo la oportunidad de jugar por 10 temporadas en Grandes Ligas con Angelinos, Detroit, Cleveland, Phillies y Padres de San Diego.

El participó como jugador en la Liga Mexicana del Pacífico por 18 temporadas, debutando con los Tomateros de Culiacán debutó a los 21 años, era cuando estaba participando en los Estados Unidos en Doble A, “ahí me encontré al cubano José Camacho, me hizo una invitación a la liga de invierno con el equipo de Culiacán, en un principio Camacho pensó que yo era norteamericano, tuve que enseñarle mi acta de nacimiento que era mexicano, inmediatamente acepté con mucho gusto” “Como comentario me tocó abrir el juego de inauguración contra venados de Mazatlán, lancé las 9 entradas y gané el juego 8 por 1,  estaba feliz”.  Aclarando que los primeros 5 años hice labor de inicialista. Con tomateros participé por 10 años.

En la temporada de 1978-79, tuvo una gran temporada con Culiacán, apareció en 45 juegos de los 72 juegos del rol, ganó 5 y perdió 4, salvó 21 juegos y con una efectividad de 1.05. Brazo fuerte, le gustaba lanzar todos los días, tremenda disposición, su record más impresionante fue de haber ponchado a 93 contrarios en esa temporada, incluyendo plays offs.

El participó por 18 temporadas como jugador en la Mex-Pac con los equipos Tomateros de Culiacán, Guaymas, Navojoa, Mexicali y Mazatlán. Y como Coach de Pitcheo estuvo en: Guasave, Mexicali, Obregón, Mazatlán y Charros de Jalisco en la Mex-Pac. En la Liga Mexicana de Verano con Sultanes de Monterrey y Diablos Rojos del México habiendo acumulado también como Coach de Pitcheo en México 18 temporadas. Participó en 6 Series del Caribe, 3 como jugador y 3 como Coach de Pitcheo. A la fecha el sigue trabajando dentro del béisbol de los Estados Unidos con diferentes organizaciones

En la Mex-Pac,  terminó su carrera con una efectividad de 2.85 y haber retirado por la vía del ponche a 607, todo esto en 751 entradas. Fue inducido al Salón de la Fama de México en Junio del 2004.

Enhora buena mi Sid, eres un ejemplo a seguir!

Continuar leyendo
Click para comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RECTA CORTADA

EL BEISBOL NO ES “COSA DE JUEGO”

Luis Carlos Joffroy

Publicado

en

 

 

El béisbol es un pasatiempo maravilloso, es el Rey de los Deportes, es un juego, más conviene aclarar que el béisbol profesional en verdad no es “Cosa de Juego”, no es un entretenimiento para los accionistas de la organización y mucho menos, una institución benéfica, es una empresa como cualquier otra que se alimenta de los distintos campos de la economía, mercadotecnia y la administración, es un negocio legalmente constituido y que tiene una serie de grandes responsabilidades ante el público, jugadores, empleados, proveedores, anunciantes, medios y por supuesto ante los demás clubes que pertenecen a la Liga.

Cumplir con todos esos compromisos es fundamentalmente la labor del Presidente del Club, él es quien da forma a la empresa y la administra en busca de buenos resultados, su éxito económico es importante para mucha gente pues genera una serie de reacciones en cadena como generador de un número considerable de empleos, productos y servicios, no todas las organizaciones deportivas son autosuficientes, y al considerar el deseo de que no sean una carga para sus accionistas, se llega a depender de apoyos extras.

El béisbol profesional está estructurado para divertir y emocionar al aficionado que paga un boleto para asistir a los Estadios, y mientras ese público se divierte y emociona, las mentes, los brazos y recursos de la administración y la presidencia deben de estar cumpliendo eficazmente sus funciones; un Gerente y su “staff,

nunca deben sólo sentarse a ver el juego desde su palco, tienen muchas cosas que controlar y supervisar.

La administración y promoción de una organización deportiva como es ésta, deben de estar en manos de un verdadero profesional enamorado y con conocimiento amplio del espectáculo, infatigable en trabajar para la empresa con alto espíritu de servicio, iniciativa e imaginación creativa que mantenga un gran ambiente cada vez que su equipo salte al terreno de juego, que esté convencido y conozca la mecánica de la popularidad, el apoyo económico y la estabilidad en el deporte.

Promover béisbol profesional, es una actividad muy íntimamente ligada al triunfo y la derrota, no es tarea fácil. No lo es para un temperamento apasionado ni para un frio burócrata, se necesita tener la amplia preparación en el tema, amar al béisbol ….es un juego serio.

Para el Gerente, el reto consiste en saber manejar al mismo tiempo las diferentes tareas que se le exigen, integrar al equipo de jugadores, prepararlos si es el caso y mantenerlos en perfectas condiciones, llevar su oficina, viajar, vender espacios de publicidad (espectaculares, entre otros), comercializar boletos y abonados, vigilar la operación de concesiones, comprar implementos deportivos, atender cronistas, crear promociones e incentivos para dar a la clientela algo más que un partido de béisbol por el mismo boleto de entrada, generar nuevos procedimientos, formas inteligentes para vender a la comunidad la emoción del béisbol.

Se sabe que los boletos no se venderán solos con el simple hecho de abrir las puertas del estadio. Hay que tener muy buena difusión, atractivas promociones y sobre todo, la mejor, un equipo ganador. Hay que saber que en el béisbol las concesiones son un buen apoyo

ya que cuenta con un gran público cautivo y el juego te ofrece 18 diferentes recesos para promover las ventas, alimentos, bebidas souvenirs etc.

Como se puede intuir, las relaciones humanas para un gerente de béisbol profesional siempre serán crecientes y de la más diversa índole, es por eso que en más de 3 décadas tuve la oportunidad de conocer de todo, vivir de todo, levanté trofeos y sufrí las derrotas más dolorosas. Doy fe de la forma anterior de administración pues durante más de 30 años estuvimos haciéndolo así, y con sólo 6 o 7 personas en la oficina en casi todos los equipos que estuve y siempre con excelentes resultados. Estoy consciente, que hay que innovar, actualizar y buscar la optimización. Sea todo por el bien del béisbol.

Traté con una cantidad inmensa de jugadores e hice amigos con personas de menor y mayor rango que yo, aficionados, medios, funcionarios, etc,. siempre con el ánimo de engrandecer al béisbol en todas sus manifestaciones.

Vaya pues todo mi amor y reconocimiento primero a Dios, al béisbol, a directivos, jugadores, a todo el personal de los equipos, a los medios, aficionados etc que hacen posible que exista este maravilloso juego que se hace con una pelota redonda que viene en una caja cuadrada. Play ball

ANECDOTA

PHIL RIZZUTO, NUNCA OLVIDA EL 6 DE SEPTIEMBRE DE 1950. RECIBIO UNA CARTA AMENAZÁNDOLO DE MUERTE, TAMBIÉN A SUS COMPAÑEROS HANK BAUER, YOGUI BERRA Y JOHNNY MIZE,

Y LE DECIAN QUÉ SI ME PRESENTABA EN EL PARTIDO CONTRA LOS RED SOX, LE DISPARARIAN.

ENTREGÓ LA CARTA AL FBI Y SE LO CONTÓ A SU MANAGER CASEY STANGEL.

CASEY LO MIRÓ, SALIÓ DEL DESPACHO, VOLVIÓ CON LA CAMISETA DE BILLY MARTIN Y LE DIJO, “PONTE LA CAMISETA DE BILLY Y EL LLEVARÁ LA TUYA”.

PHIL RIZZUTO NO LO PODÍA CREER, SU MANAGER PREFERIA QUE DISPARARÁN A OTRO JUGADOR…A BAUER, BERRA Y JOHNNY MIZE, SUPONGO QUE LES DIO LO MISMO LA CARTA, SI ALGUIEN QUIERE DISPARARTE NO TE AVISA……

[email protected]

Continuar leyendo

RECTA CORTADA

MATIAS CARRILLO GARCIA, EL HIJO ADOPTIVO DE GUAYMAS

Luis Carlos Joffroy

Publicado

en

*MATIAS CARRILLO GARCIA, EL HIJO ADOPTIVO DE GUAYMAS

*DRAFT ANUAL DE 1982 DE LA MEX-PAC

*NOVATO DEL AÑO EN SU DEBUT EN LIGA MEXICANA DEL PACIFICO

Matías Enrique Carrillo Garcia, selección número 2 del Draft de 1982 de la Liga Mexicana del Pacífico, le dio a los Ostioneros de Guaymas una verdadera promesa con potencial de estrella, fue cuando Guaymas se apuntó una victoria al reforzar su outfield con ese talento de las 5 herramientas, los parámetros eran arriba de promedio, potencial de grandes ligas, un jovencito nacido en Los Mochis, Sinaloa un 24 de febrero de 1963. Un orgullo viviente. Fue firmado en un Try out celebrado en la ciudad cañera por el equipo Petroleros de Poza Rica de la LMB.

Corría el año de 1972, siendo Gerente General del equipo “Ostioneros” de Guaymas y acompañado por Obed Plascencia, miembro del Cuerpo Técnico del club y por instrucciones y llevando la representación del Presidente del Club en ese tiempo Alberto Uribe Maytorena, nos viajamos a Culiacán, Sinaloa al draft anual de jugadores, con toda la intención y las esperanzas de elegir algunos de los mejores prospectos de aquel año. Los ojos de los scouts y directivos de toda la liga estaban puestos en un jovencito de escasos 18 años que por cierto era elegible para ser el Novato del Año en la Liga Mexicana de Verano ya que estaba teniendo una tremenda temporada con los Petroleros de Poza Rica y egresado de la primera generación de la Academia de Pastejé: su nombre: MATIAS CARRILLO GARCIA…..para todos el draft número uno, pero de una forma u otra se anteponía en su momento otro joven valor del pitcheo mexicano y ese era NELSON MATUS, que en esa temporada en Liga Mexicana mostraba un record de 10 ganados por 0 perdidos.

Después del sorteo para saber el orden a escoger en ese draft, Mazatlán fue el primero y nostros los Ostioneros el segundo; todo mundo nos preguntaba por quién íbamos y el más interesado en saber era el Gerente General de los Venados y le respondía que nosotros íbamos por lo que ellos nos dejaran, pero el bueno era Matías y no solamente para Guaymas sino de todos los equipos.

Dio inicio el draft y los primeros en escoger fueron los Venados y se fueron por Nelson por medio de su Gerente, posteriormente todos los directivos de los demás equipos voltearon a vernos y era muy obvio que nosotros nos iríamos por Matías como así fue, luego vino algo curioso, ya que todos al unísono empezaron a borrar de sus listas al tremendo prospecto Matías Carrillo. El encabezaba las expectativas de todos ellos y nosotros por supuesto que el era el bueno.

La historia nos dio la razón, ya que con el tiempo resultó ser uno de los jugadores más completos del béisbol mexicano.

Todavía después del draft algunos equipos seguía interesados en él y nos hacían grandes ofertas por un cambio, pero no se cayó en la trampa, estábamos viendo el nacimiento de uno de los mejores bateadores zurdos de todos los tiempos del béisbol mexicano.

En pre-temporada se celebraron algunos juegos de exhibición y el primero fue en La Paz, B.C.S. y con el fin de hacer ajustes y organizar nuestro equipo, se iniciaron los juegos de práctica todo esto bajo la batuta de nuestro manejador Raúl Armando Cano. Nuestros primeros juegos los realizamos con equipos combinados de La Paz, B.C.S. y Villa Constitución ahí nos tocar ver a un jovencito de escasos 19 años y que empezaba a usar el uniforme Ostionero que por cierto venía de ser el Novato del Año de LMB.

Desde el primer juego empezó a mostrar su gran calidad, se recuerda que en su primer turno al bat allá en La Paz, conectó un tremendo estacazo por todo el jardín central y que todavía la bola no cae causando la admiración de cientos de aficionados.

Por cierto hace días nos comentó Raúl Cano que el año pasado enviaron a ponerse en forma al jugador Carlos Peguero al equipo californiano que es sucursal de los Toros de Tijuana, el cual conectó un batazo similar al de Los Mochis y esto le hizo recordar a aquel momento inolvidable de Matías cuando apenas era un jovencito.

Su debut con los Ostioneros fue tremendo, siempre fue titular desde el primer día de temporada. Excelente en la posición que se le diera. El era un centerfield naturalito, aún recordamos lo duro que jugaba y la entrega en cada juego, su pasión por el juego, la garra, tremendas “estrelladas” contra la vieja barda chica que era de madera del estadio Abelardo L. Rodríguez, en algunas ocasiones hizo las veces de primera base y con gran éxito, se recuerda el famoso uno dos con otro grande del béisbol: Alonso Tellez, tremendo pelotero, los aficionados los llamaban “los Gemelos de la Destrucción”. ellos se encargaban de cargar al equipo. como también lo hacían el resto del equipo, pero ambos eran los “clutchs”,  era una gran familia.

  Están escritas sus espectaculares participaciones con letras de oro en nuestras mentes y corazón lo grande que fue como jugador y como manejador, todo lo hizo bien….simple y sencillamente uno de los jugadores más completos del béisbol mexicano, Matias “El Coyote “ Carrillo y que ha dejado huella con innumerables títulos de bateo, récords aún vigentes, fue el clásico jugador de las cinco herramientas, brazo. Fildeo, velocidad, bateo y Poder.

Es por hoy el segundo mejor toletero de todos los tiempos en la Mex-Pac con .290 de porcentaje, solamente detrás del Superman de Chihuahua, DON HECTOR ESPINO. Con .329, Carrillo cuenta en su haber con un campeonato con los cañeros de Los Mochis, eso fue en la temporada 2002-2003, y con algunas finales, mientras que en la Liga Mexicana de Verano ha sido participe de varios campeonatos con los Tigres del México y con los Tigres de Quintana Roo en su nueva faceta de manejador y actualmente ha estado trabajando como Coach de Bateo..

El nativo de Los Mochis y criado en el Macapul como el me lo confirmó en su momento, participó en las Series del Caribe con su equipo y también con Mazatlán o como refuerzo teniendo siempre  destacada actuación.

Al término de la temporada 1982-1983 fuimos el mejor equipo de la Liga en el standig general y en play offs Tijuana nos eliminó, bien ganado bien perdido. Pero ya en la temporada 83-84 nos toó la final contra el equipo Cañeros de Los Mochis y en una gran serie final los cañeros se llevaron el campeonato. Considerando que sin llegar a ser una excusa nuestro pitcher estelar Eleno Cuen QEPD no estuvo en condiciones de ayudarnos, toda vez que llevaba una fractura en uno de sus dedos de la mano derecha, pero el que si realizó tremendo trabajo fue el manejador Raúl Cano en dos temporadas que trabajó para Ostioneros, ya que después en la siguiente temporada se fue de Director General de las Aguilas de Mexicali en el que por cierto fué muy exitoso.  Paso algo curioso en esa serie final en relación a los scores. hubo dos juegos que terminaron 1 por 0 y 3 juegos de 8 por 2, para la historia.

Por las habilidades demostradas por el “Coyote”, creció el interés en el por parte de equipos de Grandes Ligas. El 15 de diciembre de 1985, fue adquirido por los Piratas de Pittsburgh de Poza Rica equipo de LMB y el 8 de diciembre de 1987 pasó a los Cerveceros de Milwaukee. El primero de septiembre de 1993 fue adquirido por los Marlines de la Florida y el 5 de enero de 1995, fue firmado como Agente Libre por los Dodgers de Los Angeles. Sus números impresionantes de por vida hasta la temporada del 2005-2006 de la Liga Mexicana del Pacífico, fueron durante 27 temporadas.

JJ         VAB     CA      HC     H2     H3    HR     CP      BB     SO    BR    

1487  5091   796   1474  213   40     158   672    690   791   260  

Su Gran temporada fue el 92-93, bateando para .404 con el equipo de los Aguilas de Mexicali, siendo el jugador más valioso de esa temporada.

Fue nombrado Manager del Año, tanto en la Liga Mexicana de Verano como en la Liga Mexicana del Pacífico, logro que muy pocos manejadores han obtenido, tuvimos la fortuna de firmarlo o draftearlo como novato para Guaymas en 1982 y en el 2011 como manejador por primera vez en esta liga para Los Algodoneros de Guasave, quedando como manager sub-campeón y manager del año. Fue otro jugador que se tuvo la gran satisfacción de verlo llegar a Grandes Ligas…..cosas del béisbol…

Matías tenía las famosas “5 herramientas”, yo diría que 6, pues aparte de ser un jugador completo, también inteligente, ese era la número 6.

Estoy plenamente seguro y creo que Ud. también estará totalmente de acuerdo conmigo, que el Sinaloense por nacimiento y Guaymense por adopción, será en un futuro miembro distinguido del Salón de la Fama del Beisbol Mexicano, además que es uno de los 75 jugadores más emblemáticos de la Liga Mexicana del Pacífico.

 

Luis Carlos Joffroy

[email protected]

Continuar leyendo

RECTA CORTADA

UNA SERIE DEL CARIBE FABULOSA: TOMATEROS CAMPEÓN EN CARACAS

Luis Carlos Joffroy

Publicado

en

Dios y la vida nos regalan recuerdos inolvidables y uno de ellos que me queda para siempre es la Serie del Caribe 2002 en Caracas, Venezuela.

Todavía es recordada entre la afición el campeonato obtenido por los Tomateros de Culiacán en la Serie del Caribe efectuada en Caracas, Venezuela en el 2002, fueron encuentros peleados al tú por tú contra equipos caribeños plagados de jugadores de grandes ligas, nuestros jugadores demostraron la calidad de la pelota mexicana.

La victoria de los Tomateros en la XXXII edición de la Serie del Caribe, en medio de una jornada caliente, representó el triunfo del coraje, el esfuerzo, la sed de triunfo y sobre todo del profesionalísmo, un premio para quienes trabajan duro en pos de la victoria.

Francisco “Paquin” Estrada, el legendario manager de los campeones mexicanos, hizo sonreír a muchos cuando, tras la doble jornada inaugural, respondió con seguridad, pero sin elevar su siempre cordial voz a la pregunta obvia de los periodistas presentes en la sala de entrevistas ¿Quién cree usted que será el equipo a vencer?, se le inquirió, ante lo cual respondió: “Nosotros sin duda”

Tomateros de Culiacán (México) conformó muy buen equipo, tomando refuerzos de calidad, de muy buen nivel y ellos eran:

RECEPTORES: Adán Amezcua y Miguel Ojeda

INFIELDERS:  Mario Valdez, Arnoldo Castro, Roberto Vizcarra, Ray Martínez, Alfredo Amezaga y Heber Gómez.

OUTFIELDERS: Kit Pellow, Darrell Sherman, Derrick White, Jacob Cruz, José de Jesús Muñoz.

PITCHERS: Rodrigo López, Jorge Campillo, Oliver Pérez, Luis Ignacio Ayala, Nathanael Reyes, Miguel Rubio, Claudio Moreno, Francisco Campos, Pablo Joel Ochoa, Alberto Manrique, Pablo Ortega y Todd Revenig

MANAGER: Francisco Estrada

COACHS: Fernando Elizondo, Miguel Solis, Luis Valenzuela y Jorge Orta.

BAT-BOYS: José Luis Ibarra, Antonio Romero y Mario Palazuelos

CUERPO MEDICO: Hector Magallan, Martin Hernández y Richard Pitt. 

Desde un principio México empezó su camino al título con momentos brillantes en el día inaugural febrero 3 del 2002.

 Los mexicanos dejaron a un lado los pronósticos de los especialistas, que se inclinaron como favoritos a los campeones dominicanos, Tigres de Licey, que tenían en su nómina entre otras figuras a los ligamayoristas Vladimir Guerrero y el parador en corto Miguel Tejada, además compitieron los Vaqueros de Bayamón de Puerto Rico y los Navegantes de Magallanes representando a Venezuela.

Culiacán inició la conquista del trofeo superando a Magallanes 8-7 en diez entradas en la segunda fecha del torneo, el domingo 3 de febrero, Jacob Cruz disparó cuadrangular contra el relevista Jeremy Wedell en la parte baja del décimo inning, para arruinar las esperanzas de la afición de Caracas que acudió masivamente al Estadio Universitario a alentar a los Navegantes, que habían tomado ventaja de 6-5 en el séptimo episodio gracias a cuadrangulares solitarios de Robert Pérez y Robert Machado.

Los aztecas demostraron que el triunfo de la primera jornada no fue producto de la casualidad, cuando el lunes 4 de febrero dieron cuenta de la poderosa maquinaria de República Dominicana con pizarra de 7-6, Adán Amezcua disparó cuadrangular de tres anotaciones para coronar racimo de cuatro carreras en el cuarto inning, que resultó determinante para dar cuenta de Licey.

Los Tomateros cerraron invictos la primera vuelta al superar 9-7 a los Vaqueros de Bayamón con excelente labor monticular de Pablo Joel Ochoa y el relevista Todd Revenig.

El miércoles 6 de febrero dispusieron por segunda vez del equipo venezolano, en esta oportunidad con marcador de 13-9. El invicto mexicano cayó ante República Dominicana en la quinta fecha de evento, cuadrangular de Israel Alcántara en la apertura del sexto episodio marcó la diferencia del encuentro que terminó con marcador de 4 carreras por 3.

El trofeo de campeones se alzó orgullosamente en triunfo por Tomateros de Culiacán, representando dignamente a México  el viernes 8 de febrero,  cuando Rodrigo López blanqueó a los de Puerto Rico 3-0 con excelente labor monticular completa en la que permitió apenas 4 hits para darle a Culiacán el campeonato de la Serie del Caribe 2002. Es de justicia hacer mención que Rodrigo López tuvo que ir a México durante la Serie por situación familiar apremieante , y regresó por profesionalismo a pitchear este muy importante juego,( de las vivencias de los jugadores que pasan desapercibidos a los aficionados)

Indiscutible, los Tomateros jugaron muy bien el béisbol. Ejecutaron bien en la defensa, tuvieron un excelente pitcheo y batearon en los momentos indicados, así juegan los grandes, los ganadores!

Definitivamente, en seis partidos de béisbol puede pasar cualquier cosa: hasta la caída de los grandes favoritos. Y eso fue lo que sucedió en Caracas. Y de esta forma Francisco “Paquin” Estrada consigue su segundo gallardete como manager en Series del Caribe y manejador del equipo “Todos Estrellas”

Adán Amezcua se llevó la distinción del Jugador más Valioso (.455, 3 HR y 9 carreras producidas y catcher de la novena ideal, en la cual también se incluyó a Rodrigo López 2.40 PCLA como pitcher derecho, Oliver Pérez como el mejor pitcher zurdo  y Todd Revenig mejor relevista con dos juegos salvados

FIESTA EN CULIACAN

Después de no haber dormido por la celebración del campeonato el viaje de regreso fue en vuelo Caracas-Cancun-México. Al arribar a la Cd. De México ya nos estaba esperando un camión para trasladarnos a Los Pinos en dónde el Presidente de la República, Vicente Fox recibiría al equipo. Acompañaron al primer mandatario Nelson Vargas (Comisión del Deporte). Alonso Pérez González (Federación Mexicana de Beisbol) Juan S. Millán (Gobernador de Sinaloa)  Sr.Jesús Enriquez (Presidente Municipal de Culiacán) Ing. Renato Vega Alvarado (Presidente de la Liga Mexicana del Pacífico), quién hizo entrega al Presidente de la República una casaca del equipo México con el número 1 y su apellido en la espalda.

Después de la intervención del Sr. Nelson Vargas, el Presidente del Club Tomateros de Culiacán, Don Juan Manuel Ley+ declaró: “Venimos a decirle humildemente a todo el País y a Ud. Sr Presidente Vicente Fox que cumplimos nuestra palabra, se armó un buen equipo y traemos buenas noticias, obtuvimos el campeonato de la Serie del Caribe”. Después de todos los actos protocolarios nos dirigimos al aeropuerto para nuestro regreso a la capital del Estado, Culiacán, Sinaloa.

Y en punto de las 22.00 horas pisó tierra el avión de AeroMéxico en el Aeropuerto Internacional de Bachigualato, momentos después Don Juan Manuel Ley+, fue el primero en salir del avión con el trofeo en alto, no se hicieron esperar los aplausos de los asistentes que se acomodaron atrás de la malla ciclónica que conecta con la pista. Comenzó entonces un gran desfile con miles de eufóricos aficionados en las calles quienes anticipadamente habían formado vallas y siguieron al camión de Tomateros hasta el estadio que ya estaba lleno hasta el tope.  Fuí compañero de asiento en el camión de Darrell Sherman y ahí me dí cuenta del gran cariño que le profesan en Culiacán, a él y a todos los jugadores, todo mundo los saludaban, algo impresionante. En verdad tenía tiempo que no veía algo igual. Llegamos al Angel Flores cerca de las 2:00 de la mañana, donde el fondo musical era  “We are the Champions”, todo mundo festejando el campeonato, por supuesto grupos de la tradicional banda Sinaloense,  aficionados bailando, cantando, rostros felices por todos lados …Culiacán entero gozando una fiesta inolvidable.

Al siguiente día se llevó a cabo el desfile de los campeones por las principales calles de la capital, en dónde todos demostraron su admiración por el equipo, y los jugadores se entregaron con sus fans.

¡Momentos inolvidables que nos da el béisbol!!!

Continuar leyendo

Tendencia

Copyright © 2020 El Jonronero. Todos los derechos reservados, sitio por trost.mx.