Síguenos en

RECTA CORTADA

Se equivocó o no se equivocó: Kevin Cash

Luis Carlos Joffroy

Publicado

en

Se equivocó o no se equivocó: Kevin Cash

Causó furor la Sabermetría

Mucho se ha dicho, mucho se ha escrito sobre la pasada Serie Mundial, en la cual los Dodgers de Los Angeles se coronaron campeones mundiales. Es cierto que los 6 juegos celebrados fueron apretados y peleados por ambos equipos, Dodgers tremendo equipo, Tampa Bay , una franquicia sin grandes nombres, dentro de average siendo el número 26 de 30 equipos de grandes ligas con la nómina más baja, pero lo que llamó más la atención fue el juego 6 por dos razones, luego de analizar las estadísticas volvemos a preguntarnos, Kevin Cash se equivocó removiendo a Snell, cuando posiblemente estaba lanzando el mejor juego de su carrera.

La sabermetría fue aplicada por ambos manejadores, y en caso específico de Snell tiene diferentes aristas o lecturas, el reporte dice que Snell a partir del sexto episodio desmejoraba su rendimiento notablemente a partir de ese episodio y por eso Cash la aplicó sin pensarlo, a pesar que solamente tenía 73 pitcheos y hasta ese momento solo le habían conectado dos hits. Yo en su lugar no lo hubiera removido, pero viéndolo desde otra óptica el que fallo no fue Cash sino el relevo Anderson que no hizo el trabajo, para lo cual no existe formula ni estadística que lo prevea. Además para ser un poco más justos la ofensiva dejó mucho que desear y no apoyó al tremendo pitcheo que estaba realizando Snell. Se puede pensar que el manager Cash quizás perdió la Serie Mundial por dejarse llevar por ese reporte, que aunque no siempre nos guste, desgraciadamente tenemos que aprender a vivir con ellos. Sabemos que dentro de la sabermetría hay estadísticas como el WAR posiblemente la más importante y que marca la diferencia entre los jugadores promedio y los superestrellas.

Dentro de ese juego 6, también hay que reconocer la tremenda actuación que tuvieron durante el juego, los mexicanos Victor Gonzalez y Julio Cesar Urías, todo esto a favor de los Dodgers.

 

Aplicando la famosa sabermetría al revés, recuerdo cuando resultamos campeones con Venados de Mazatlán en la temporada 92-93 en el séptimo juego de la final Mexicali-Venados, estaba anunciado para iniciar el juego por los porteños un jovencito en aquellos momentos el mexico-americano Mike García, era un novato sin mucha experiencia ante todo para un juego crucial de campeonato, horas antes de dar inicio el juego, ahí mismo en el restaurant del Hotel Calafia de Mexicali, nos encontrábamos desayunando el manejador de Venados Ramón “Diablo” Montoya, el Ing. Hermilo Díaz, Presidente del club venados, Roberto Mansur y tu servidor, fue cuando salió a la plática que había que separar a los niños de los adultos, primero en pensar fue que Mike García era un novel sin experiencia para ese juego, fue cuando Montoya dijo Ángel Moreno, sí, pero en ese momento Ángel tenía día y medio de descanso, aún sin embargo se le mandó hablar a su habitación y al estar con nosotros en la mesa, se le dijo que si nos podía ayudar 5 entradas y entre dimes y aclaraciones aceptó con gusto, al instante se le mandó hablar a Chilo Márquez y lo mismo, que si nos podía ayudar 4 entradas o sea de la sexta en adelante, que sucedió con Ángel? lanzó las 5 entradas prometidas y Márquez las cuatro entradas restantes y el resultado fue que entre ambos blanquearon a Mexicali 3 por 0 y nos coronamos campeones. También ahí mismo se había previsto que si Ángel Moreno no alcanzaba las 5 entradas, teníamos a Dave Brundage, pitcher zurdo y Mike García, para que trabajaran entre la cuarta y séptima entrada, afortunadamente todo salió bien, si hubiéramos aplicado la sabermetría, tal vez no hubiéramos resultado campeones. Hay veces en que hay que guiarse más por el instinto, la situación y el momento que por las estadísticas, sin que esto signifique que no son importantes, lo son y mucho pero esto es béisbol.

Los Cananea Reyes, Paquín Estrada, managers super campeones y otros, nunca aplicaron nada fuera de lo que es el béisbol, puro talento y aplicar lo que el juego te vaya diciendo. Entiendo que a la generación a la que pertenezco no está de acuerdo en la forma de manejar el juego aplicando tanta fórmula, tanto que a veces parece que una computadora es la que maneja el partido, creo firmemente en la tecnología, en la evolución, en que hay que adaptarnos a las circunstancias, a los cambios, sin olvidarnos de tener presente la tabla del pitcheo para el siguiente juego, el reporte diario de los bateadores propios y contrarios etc., pero que quede claro, no le quiten la esencia al   béisbol.

 Ya vimos y escuchamos el abucheo que le brindaron a Ron Manfred el día de la entrega del trofeo de campeones, muchos aficionados no están de acuerdo en las formas o cambios que le han hecho que por naturaleza tiene el béisbol, y si nos remitimos a sus orígenes esa variación no ha sido muy profunda, pero si se ha dejado notar, en que: no se aplica tanto el toque de bola, no hits and run, Muerte súbita, doble robo, cambiaron todo esto por el cuadrangular. etc. etc.  Así que: ¡No le quiten la esencia al béisbol.! Déjenlo ser….

Continuar leyendo
Click para comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RECTA CORTADA

RECTA CORTADA

Luis Carlos Joffroy

Publicado

en

 

 

POR: LUIS CARLOS JOFFROY N.

 

Recordando el Pitcheo de Oro, Temporada 2001-2002

# Francisco “Paquin” Estrada

# Rodrigo López

# Vicente Padilla

# Luis Ignacio Ayala

 

Si funcionó una vez, puede funcionar dos o tres; de nueva cuenta el timón se le entrega a un gran mánager muy conocido en Culiacán, Francisco “Paquin” Estrada, quién llevó a los tomateros a su primer banderín con el club en aquel ya lejano 1982-1083, cuando tomó el equipo ya comenzada la temporada; en esa ocasión venció a los Naranjeros de Hermosillo 4 juegos a 2. Dos años después en 1984-85, “Paquin” de nuevo lleva al título a los tomateros en una serie formidable que se fue a 7 juegos, ganando los últimos en Mexicali para vencer a los Caballeros Aguilas de manera dramática.

El sonorense de Navojoa y estupendo cátcher Francisco Estrada de nuevo levanta el trofeo de Campeón once años después en 1995-96, cuando entró de emergente otra vez en el timón; se impuso a los Venados de Mazatlán 4 juegos a 1. Para sorpresa de todos, logra un bicampeonato al superar a los Naranjeros 4-2 en la siguiente temporada 1996-97 y dos años después Estrada consigue su quinto campeonato y en la edición 1998-99 superó precisamente a los Tomateros que solo le pudieron ganarle un partido.

RODRIGO LOPEZ

Por otra parte, esta vez Culiacán contaría con un pitcher mexicano que comenzó a brillar dentro del firmamento del béisbol nacional; el mexiquense Rodrigo López Muños. Fue contratado por Tomateros para la temporada 1996-97 a los 21 años de edad cuando ganó 3 y perdió 2 en 17 juegos. Al año siguiente tuvo un record 2-1 en 25 juegos, siempre como relevista salvando 4  y con una efectividad más que sobresaliente de 1.82. Para el 1998-99 se le dio la oportunidad de abrir juegos y en 12 intentos tuvo 2-5 y una efectividad de 2.93. En los dos años restantes quedó con un record de 5-5 en 20 juegos. En resumen, Rodrigo tenía 5 años con un record de 12-13 en ganados y perdidos, pero este año nos dio la sorpresa a todos.

López fue firmado por los Padres de San Diego en 1995 proveniente de las Águilas de Veracruz; estuvo en la organización hasta el año del 2001 cuando fue dejado en libertad el 15 de octubre, período en el que ganó 32 y perdió 29. Un mes más tarde firmaría para los Orioles de Baltimore y fue precisamente en este invierno del 2001 en la Mex-Pac cuando dio el estirón definitivo. Tuvo el mejor record de la Liga con 10-2 en 14 juegos iniciados de los cuales terminó 2 completos y con una efectividad de 2.49, 69 ponches, otorgó 31 pasaportes y lanzando 86 entradas con dos tercios en total. Se llevó el Premio “Vicente Romo” como el mejor lanzador y el “Hector Espino” como el Jugador más Valioso; todos los honores y con justificada razón para este paciente lanzador que esperó su momento y ayudó a ganar todo para los Guindas.

VICENTE PADILLA

Otro pitcher destacado que tuvimos en el staff de esta campaña fue sin duda Vicente Padilla oriundo de Chinandega, Nicaragua, ganó 4 y perdió 3 con una efectividad de 2.24 con una sorprendente estadística de 9 bases por bolas y 54 ponches en 10 juegos. Pertenecía los Filis de Filadelfia y desde 1999 fue firmado por Arizona;  en el 2002 recibió mayores oportunidades en el mejor béisbol del mundo manteniéndose por unos 10 años.

En esa temporada del 2001-2002, otros lanzadores contribuyeron a buena pila de victorias como Nathanael Reyes (5-3, 2.68), Enrique Quiñonez ( 4-4, 3.12), Jorge Campillo (3-0, 3.71), Oliver Pérez (3-1, 0.76), Rigoberto Beltrán(3-2, 1.57), Alejandro Armenta  (2-0, 3.93), José Manuel Hernández (2-1, 4.73), José Silva (1-1, 4.92) y Jeffrey Keppen (1-2;  la cantera de los nuevos lanzadores mexicanos en pleno crecimiento y recibiendo oportunidades.

 

LUIS IGNACIO AYALA

Es oportuno reconocer en este espacio al cerrador de lujo que tuvo “Paquin” en la persona de Luis Ignacio Ayala; “El Flaco”, salvó 18 juegos para tomateros con 41 pasaportes y 93 ponches; ganó 6 y perdió 7 con una efectividad de 3.41 en 31 partidos; había sido firmado por los Rockies de Colorado en 1999, pero fue enviado de nuevo a Saltillo en el 2001; después de esta temporada fue firmado por los Expos de Montreal en agosto del 2002, conservándose en la gran carpa hasta el año 2013

En esta temporada del 2001-2002, quedamos campeones de la Liga Mexicana del Pacífico, por lo tanto fuimos los representantes de México en la Serie del Caribe, efectuada en Caracas, Venezuela, dónde también resultamos campeones.

Posteriormente compartiré algunos comentarios sobre este tema.

 

 

Continuar leyendo

Columnas

TRIBUTO A UN GRANDE: MIGUEL “PILO” GASPAR

Luis Carlos Joffroy

Publicado

en

POR: LUIS CARLOS JOFFROY N.1Serie final de campeonato de la temporada 2000-2001, Naranjeros de Hermosillo vs Venados de Mazatlán, quinto juego, 28 de enero del año 2001, ahí estaba mi amigo Don Miguel “Pilo” Gaspar integrante del Cuerpo Técnico de los Naranjeros de Hermosillo, por muchos años, de mucha valía, antes de ese juego veíamos a los jugadores que se mostraban tranquilos en el Clubhouse, todo era risa, todos felices, sentían el campeonato, pero uno de los hombres con mayor entusiasmo era el “Pilo”, todos los jugadores lo rodeaban, lo escuchaban con detenimiento, carismático, la broma a flor de labio, genial, pasaba frente de mí y me decía: “ caballo hay que ganar, porque si perdemos nos van a correr”, así de ese tamaño era Don Miguel.

Dio inicio el juego, Juanito Aguirre y un servidor nos encontrábamos parados en una esquina del dougout, nerviosos, lógico era un juego muy importante para todos nosotros, cada entrada al arribo de los jugadores a la cueva se motivaban unos a otros, había confianza, esa noche estaba lanzando el tremendo zurdo Don Angel Moreno, que por cierto había sido derrotado en el primer juego y esa noche iba por la venganza.

Dos excelentes rosters y como saldo, los naranjeros muy bien guiados de la mano de Derek Bryant. Lo que estaba en disputa, era el derecho de representar al béisbol invernal mexicano en la Serie del Caribe, que se habría de celebrar unos días después en la capital del estado de Sinaloa.

Llegó el cierre de la octava entrada, el score favorecía a los Naranjeros 5 por 0, cuando de pronto apareció un enviado de la firma cervecera patrocinadora con cientos de camisetas alusivas al campeonato y que decía “Naranjeros Campeones” y algunos de los jugadores de la banca se las empezaron a poner, pero no les duró mucho el gusto porque varios elementos del cuerpo técnico les exigieron en buena onda que se las quitaran por aquello de que hay jugadores que tienden a “muñequear”, otros decían “Nos vamos a salar”, pero todo esto era parte de esa alegría que se estaba presentando y ellos sabían y sentían que estaban a un paso de obtener el campeonato de la Mex-Pac.

El juego de campeonato se redactó en joya de pitcheo de Angel Moreno que brindó un recital de pitcheo el domingo 28 de enero del 2001 y logró lanzar las 9 entradas sin permitir anotación, llevando a los Naranjeros al campeonato número 13 de su historia con una cómoda victoria de 5-0, ante un estadio Teodoro Mariscal repleto de aficionados.

Angel Moreno retiró 6 entradas con 4 hits lanzando el primer juego completo de un pitcher naranjero en la temporada y fue precisamente para ganar el campeonato, por cierto ningún bateador le llegó a la tercera base además ponchó a 5 venados y otorgó solamente dos pasaportes.

Carlos Rodríguez impulsó una con sencillo en la primera entrada y en la segunda llegan tres más con hits productores de Cornelio Garcia, Trinidad Hubbard y Bryant Nelson sobre el derrotado Pablo Joel Ochoa. Una rola productora de Eliseo Garzón en la cuarta entrada sería la última carrera del partido.

Cabe hacer notar la tremenda defensiva que mostró Vinny Castilla, por cierto realizó la jugada de la noche.

CAMPEONES, aquello fue la locura, clásico cuando obtienes un campeonato. Empezó la fiesta en el clubhouse y así con todo y uniforme subieron a los jugadores en el camión del club y los llevaron directamente a un lugar muy bonito del Puerto llamado “Mangos”. Fue una fiesta espectacular, todo mundo feliz, y es ahí donde veíamos a Don Miguel Gaspar gozando y disfrutando ese gran momento, fue cuando el “Pilo” vino a la mesa en dónde estábamos compartiendo Angel Moreno, Vinny Castilla, Humberto Cota y el “Canelo” Canizales y recuerdo que me dijo: “Vente caballo, vamos a tomarnos una foto con el trofeo porque después no nos van a creer, van a decir que lo rentamos”. Y esa noche compartió con todos nosotros ese campeonato y la plática principal de sobremesa era la Serie del Caribe a celebrarse en Culiacán, Sinaloa.

Entre otras cosas nos comentó que en la primera Serie del Caribe del año de febrero de 1971, en donde participó México, resultaron campeones los Naranjeros de Hermosillo y por ende fueron los representantes del béisbol mexicano serie celebrada en San Juan, Puerto Rico, ahí hubo algo inusitado, toda vez que el manejador Maury Wills puso a jugar al “Pilo” Gaspar en la tercera base, al “Paquin” Estrada en el cátcher y al “Kaliman” Robles lo colocó en el jardín izquierdo, tres de los mejores catchers de todos los tiempos jugando en diferentes posiciones, excepto el “Paquin” que fue el cátcher. Ellos fueron parte del line-up y con ese orden lograron su primera victoria en Series del Caribe.

Hay demasiada historia atrás de este hombre del meritito Empalme, Sonora; cuna de grandes estrellas del béisbol mexicano, escribiste muchas páginas como cátcher en el béisbol, además fuiste manager, coach, compañero de equipo y muy buen amigo. Descanse en Paz mi buen “Pilo”

Luis carlos joffroy

[email protected]

Continuar leyendo

RECTA CORTADA

EL BEISBOL NO ES “COSA DE JUEGO”

Luis Carlos Joffroy

Publicado

en

 

 

El béisbol es un pasatiempo maravilloso, es el Rey de los Deportes, es un juego, más conviene aclarar que el béisbol profesional en verdad no es “Cosa de Juego”, no es un entretenimiento para los accionistas de la organización y mucho menos, una institución benéfica, es una empresa como cualquier otra que se alimenta de los distintos campos de la economía, mercadotecnia y la administración, es un negocio legalmente constituido y que tiene una serie de grandes responsabilidades ante el público, jugadores, empleados, proveedores, anunciantes, medios y por supuesto ante los demás clubes que pertenecen a la Liga.

Cumplir con todos esos compromisos es fundamentalmente la labor del Presidente del Club, él es quien da forma a la empresa y la administra en busca de buenos resultados, su éxito económico es importante para mucha gente pues genera una serie de reacciones en cadena como generador de un número considerable de empleos, productos y servicios, no todas las organizaciones deportivas son autosuficientes, y al considerar el deseo de que no sean una carga para sus accionistas, se llega a depender de apoyos extras.

El béisbol profesional está estructurado para divertir y emocionar al aficionado que paga un boleto para asistir a los Estadios, y mientras ese público se divierte y emociona, las mentes, los brazos y recursos de la administración y la presidencia deben de estar cumpliendo eficazmente sus funciones; un Gerente y su “staff,

nunca deben sólo sentarse a ver el juego desde su palco, tienen muchas cosas que controlar y supervisar.

La administración y promoción de una organización deportiva como es ésta, deben de estar en manos de un verdadero profesional enamorado y con conocimiento amplio del espectáculo, infatigable en trabajar para la empresa con alto espíritu de servicio, iniciativa e imaginación creativa que mantenga un gran ambiente cada vez que su equipo salte al terreno de juego, que esté convencido y conozca la mecánica de la popularidad, el apoyo económico y la estabilidad en el deporte.

Promover béisbol profesional, es una actividad muy íntimamente ligada al triunfo y la derrota, no es tarea fácil. No lo es para un temperamento apasionado ni para un frio burócrata, se necesita tener la amplia preparación en el tema, amar al béisbol ….es un juego serio.

Para el Gerente, el reto consiste en saber manejar al mismo tiempo las diferentes tareas que se le exigen, integrar al equipo de jugadores, prepararlos si es el caso y mantenerlos en perfectas condiciones, llevar su oficina, viajar, vender espacios de publicidad (espectaculares, entre otros), comercializar boletos y abonados, vigilar la operación de concesiones, comprar implementos deportivos, atender cronistas, crear promociones e incentivos para dar a la clientela algo más que un partido de béisbol por el mismo boleto de entrada, generar nuevos procedimientos, formas inteligentes para vender a la comunidad la emoción del béisbol.

Se sabe que los boletos no se venderán solos con el simple hecho de abrir las puertas del estadio. Hay que tener muy buena difusión, atractivas promociones y sobre todo, la mejor, un equipo ganador. Hay que saber que en el béisbol las concesiones son un buen apoyo

ya que cuenta con un gran público cautivo y el juego te ofrece 18 diferentes recesos para promover las ventas, alimentos, bebidas souvenirs etc.

Como se puede intuir, las relaciones humanas para un gerente de béisbol profesional siempre serán crecientes y de la más diversa índole, es por eso que en más de 3 décadas tuve la oportunidad de conocer de todo, vivir de todo, levanté trofeos y sufrí las derrotas más dolorosas. Doy fe de la forma anterior de administración pues durante más de 30 años estuvimos haciéndolo así, y con sólo 6 o 7 personas en la oficina en casi todos los equipos que estuve y siempre con excelentes resultados. Estoy consciente, que hay que innovar, actualizar y buscar la optimización. Sea todo por el bien del béisbol.

Traté con una cantidad inmensa de jugadores e hice amigos con personas de menor y mayor rango que yo, aficionados, medios, funcionarios, etc,. siempre con el ánimo de engrandecer al béisbol en todas sus manifestaciones.

Vaya pues todo mi amor y reconocimiento primero a Dios, al béisbol, a directivos, jugadores, a todo el personal de los equipos, a los medios, aficionados etc que hacen posible que exista este maravilloso juego que se hace con una pelota redonda que viene en una caja cuadrada. Play ball

ANECDOTA

PHIL RIZZUTO, NUNCA OLVIDA EL 6 DE SEPTIEMBRE DE 1950. RECIBIO UNA CARTA AMENAZÁNDOLO DE MUERTE, TAMBIÉN A SUS COMPAÑEROS HANK BAUER, YOGUI BERRA Y JOHNNY MIZE,

Y LE DECIAN QUÉ SI ME PRESENTABA EN EL PARTIDO CONTRA LOS RED SOX, LE DISPARARIAN.

ENTREGÓ LA CARTA AL FBI Y SE LO CONTÓ A SU MANAGER CASEY STANGEL.

CASEY LO MIRÓ, SALIÓ DEL DESPACHO, VOLVIÓ CON LA CAMISETA DE BILLY MARTIN Y LE DIJO, “PONTE LA CAMISETA DE BILLY Y EL LLEVARÁ LA TUYA”.

PHIL RIZZUTO NO LO PODÍA CREER, SU MANAGER PREFERIA QUE DISPARARÁN A OTRO JUGADOR…A BAUER, BERRA Y JOHNNY MIZE, SUPONGO QUE LES DIO LO MISMO LA CARTA, SI ALGUIEN QUIERE DISPARARTE NO TE AVISA……

[email protected]

Continuar leyendo

Tendencia

Copyright © 2020 El Jonronero. Todos los derechos reservados, sitio por trost.mx.