Síguenos en

Columnas

EL CALIFORNIA ROLL – PLIEGO VILLARREAL

El Jonronero

Publicado

en

La primera vez que comí sushi en mi vida fue obligado. De la vista nace el amor para algún platillo y yo la neta no le miraba nada interesante a un rollo de arroz con pescado adentro, salsa de soya y una cosa verde por un lado. Estábamos de gira por Austin, Texas, creo que era por el 2004, y el platillo japones lo traían de moda mis amigos del conjunto; yo la neta quería una Whataburger pa’ no fallarle, pero me insistieron en ir pa’ probar el mentado sushi. Llegamos y nos sentamos, los meseros de ojo rasgado las carta del menú nos llevaron, yo no entendía ni madres, pinches nombres mamones como: “California Fire”, “Red Tuna”, ”Sevino Sobreti Sushi”, entre otros cuantos más (luego, en Monterrey, salieron los sushis de trompo y arrachera). Me trajeron el rollo con palitos y preferí agárralo como galletas, con la mano. Les pregunté a estos vatos si la cosa verde era guacamole, y al momento de comerlo me salió lumbre por la nariz, ¡no mames! ¡Qué cosa tan fuerte es el wasabi! Los ojos no me paraban de llorar y les mente la madre. Y esa fue mi novatada cuando comí sushi, y ahí el espectro del paladar y el gusto se me empezó a educar para comer cosas nuevas y no solamente tacos y hamburguesas.

Cada vez que como comida japonesa me acuerdo tanto de esa anécdota que le agarro más sabor en cada mordida, amante del arroz y del pescado crudo. Lo que todavía no me interesa es saber usar son los chingados palitos esos, con la mano me gusta más comer, se siente bien sabrosa la consistencia del rollo crudo o empanizado.

Así como llegó la invasión de la gastronomía japonesa, llegaron los peloteros a Grandes Ligas. Algunos no les entendían, otros los odiaban y muchos los amaban. El primer pelotero japonés que debuto en Grandes Ligas fue Masanori Murakami, un primero de septiembre de 1964, con los Gigantes de San Francisco; Murakami llegó al big show porque su equipo de la liga japonesa, los Nankai Hawks, lo mandaron a los Gigantes. Murakami fue relevo de San Francisco, su velocidad no era tan cabrona, pues sólo llegaba a las 80 Mph; lo de ese peladito era más tirar la curva y el cambio, porque en Grandes Ligas lo enseñaron a tirar la screwball. El pitcher relevista tuvo buen desempeño durante el poco tiempo que estuvo en Grandes Ligas, tuvo cien ponches, pero el ERA le bailaba poquito con 3.43. Su equipo en Japón lo llamó de regreso y, una nota curiosa, es que decían que él también se quería ir porque el arroz en los Estados Unidos nomás no le gustaba nada; ve tú a saber si es verdad o falsedad, pero yo sí le creo, el arroz pegado la caga toda.

 

 

El segundo pelotero japonés en debutar en el mejor beisbol del mundo fue Hideo Nomo; a ese vato me tocó verlo y me enamoré de su manera de pichar, de su elegante windup. Nomo debutó un dos de mayo de 1995 con Los Dodgers. Qué chistoso que dos equipos con gran rivalidad fueron los primeros en agarrar japoneses ¿verdad? Hideo Nomo, en su carrera en Grandes Ligas, tiró dos juegos sin hit, fue Novato del Año, All-Star y dos veces líder de ponches.

 

 

De ahí empezaron a caer más peloteros japoneses a Grandes Ligas, como Dave Roberts, que es muy conocido por el robo de base que tuvo contra los Yankees en el 2004, juego 4 del ALCS, y por sus constantes cagazones que hace como mánager de los Dodgers. Hideki Matsui, Yu Darvish, Tanaka, Kuroda, Maeda… y la lista sigue, pero creo el que el mejor en todos los aspectos, hasta hoy, es mi ídolo Ichiro Suzuki, pero para él necesito escribir mil columnas completas para sostener todos sus logros.

 

Hace unos días regresé al Angel Stadium, ese fue uno de los primeros estadios que conocí en mi vida. Recuerdo que me dieron a escoger a donde quería ir, si a ver al Pato Donald o a ver béisbol y creo usted ya sabe la respuesta. Ahí, en ese estadio, fue donde vi jugar por primera vez en vivo a Rickey Henderson con los Atléticos, pero esa es otra historia. El Angel Stadium es un bonito estadio, he ido varias veces, pero esta vez la gente estaba hipnotizada con el japonés Ohtani, ¡qué manera de amarlo! Y la verdad se lo merece. Ohtani debutó un 29 de marzo del 2018 y nunca había demostrado lo tan riata que es hasta esta temporada, ¡qué bárbaro a ese peladito! Lo alimentaron con un arroz superespecial, así como los pollos que hace mi compadre Chapas, gran músico y acordeonista de Los Humildes; Ohtani mide 1.93 m y tiene una complexión muy atlética; lo vi en spring training y pego home run para su lado contrario dos veces y, esta vez, en juego contra Orioles, la puso también de home run dos veces. Ya le mandé una carta a su agente para que me lleven como amuleto, pero no he recibido respuesta; si alguien lo ve, recuérdenle por favor.

 

 

 

Platiqué con mi amigo Fernando Esquer, conocedor del tema y fanático de los angelitos y me dijo esto: “Las lesiones nos habían impedido de disfrutar del espectáculo que puede poner Shohei Ohtani en el terreno, pero en este 2021 llegó la hora del show; ya resulta insuficiente pedir cinco herramientas, que además de hacerlo todo a la ofensiva, Shohei demuestra que puede lanzar con enorme efectividad. Y en tiempos en los que se habla de convertir al bateador designado en regla general, el japonés nos brinda un platillo gourmet estratégico el día que abre juego y Joe Maddon lo mantiene en el duelo como jardinero. Si nuestra generación piensa que ya lo había visto todo, es tiempo de mostrar que la historia puede tomar un nuevo y emocionante camino.

Continuar leyendo
Click para comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Columnas

Serie del Caribe 2024 en Miami

Chepe Zazueta

Publicado

en

Esta semana, del 1 al 9 de febrero en Miami, Florida, en el Loan Depot Park se estará celebrando la edición 66 de la Serie del Caribe. La cual contará con el debut de dos naciones: Curazao y Nicaragua. También participarán: República Dominicana, Puerto Rico, Venezuela, Panamá y México.

República Dominicana, campeón defensor, tiene 22 campeonatos. Puerto Rico 16, México 9, Cuba 8, Venezuela 7, Panamá 2, Colombia 1.

Con todo y que a la Serie del Caribe ya no asisten figuras de las grandes ligas; sabemos que el espectáculo está garantizado. Después del clásico mundial de béisbol, la Serie del Caribe sigue siendo el mejor evento de pelota internacional.

Lo que no sabemos, lo genera dudas y mete ruido es que si el evento será un éxito en taquilla. En los años 1990 y 1991 se celebró es Miami, siendo un sonoro fracaso en organización y en la asistencia de aficionados al parque. Amanecerá y veremos.

¿Cómo le irá a México?

Desde hace algunos años México dejó de ser ese “patito feo” del evento. Ese equipo que ganaba el torneo cada muerte de un obispo. Los representativos de la Liga Mexicana del Pacífico, mas o menos desde el año 2002 a la fecha han tenido un rol protagónico. Claro está que no se va a ganar campeonato todos los años; de hecho desde el 2016 no lo ganan. Sin embargo ya no son aquello equipos que eran constantemente blanqueados o que se venían de la serie sin un solo triunfo.

La serie final

La serie final nos dejó algunos datos que son dignos de remarcarse: Naranjeros de Hermosillo, ya es el equipo con más campeonatos en el béisbol profesional mexicano, superando a Diablos Rojos del México con 16. Además Hermosillo ganó 3 campeonatos en la vieja liga de la costa entre los años 1945 y 1958.

Los Naranjeros son el primer equipo desde la campaña 2012-2013 en ser campeones por la vía de la limpia, al ganar su serie 4 juegos a cero.

Venados de Mazatlán, continua sin ganarles una serie final a Naranjeros de Hermosillo, han perdido 4.

Naranjeros se coronó ganando sus últimos 11 juegos de play off al hilo. Record sin precedentes en la historia de la liga.

Y Agustín Murillo, 3ra base de Naranjeros, es el pelotero con más campeonatos en la historia de la liga con 9.

¡Mis respetos!

Continuar leyendo

Columnas

Datos y el primer gran héroe de las Series Finales de la LMP

Chepe Zazueta

Publicado

en

La serie final que inicia este sábado en Hermosillo entre Venados de Mazatlán y Naranjeros, será la número 57 en la historia de la Liga Arco Mexicana del Pacífico.

Naranjeros de Hermosillo es el equipo con mas series finales con un total de 21; contando la presente. Mientras que los Venados estarán en su serie final número 16.

Mazatlán, como decíamos líneas arriba en su serie final número 16. Tuvo su primera en la séptima temporada, barrió a 4-0 a Obregón en la temporada 1973-74. La última en la temporada 53, perdió ante CULIACÁN 4-3.

Naranjeros es el equipo con mas campeonatos de la LMP con 16. Le siguen los Tomateros de Culiacán con 13 y luego los Venados con 9.

Venados de Mazatlán intentará ganarles por vez primera una serie final a los Naranjeros. Hermosillo los ha vencido en tres ocasiones.

La primera que se toparon fue en la temporada 2000-01, Naranjeros se impuso 4 juegos a 1. La segunda Hermosillo por barrida 4-0 en la temporada 2006-07 y la tercera tres temporadas después al son de 4 juegos a 3.

Venados de Mazatlán tiene el record de 6 series finales jugadas al hilo entre los años 2004 y 2010. En ese lapso ganaron 3 campeonatos.

Naranjeros no gana un campeonato desde la temporada 2013-14; hace 10 años. Nunca habían tenido un lapso tan largo sin campeonato. Venados no es campeón desde hace 8 años.

Los managers Juan Castro (Naranjeros) y Luis Carlos Rivera (Venados) están en su primera serie final.

Paquin Estrada es el manager con mas campeonatos en la historia de la liga con 7, seis con Tomateros y uno con Los Águilas. Le siguen: Benjamín Gil, Vinicio García y Benjamín Reyes con 4.

Juan José, Pacho, Manuel Magallón, Lorenzo Bundy y Eddie Diaz, son managers con 3 campeonatos.
Mazatlán y Hermosillo tienen 7 subcampeonatos. No son los equipos con mayor cantidad de subcampeonatos. Navojoa es el equipo con mas segundos lugares en total 10, Mochis 9 y Culiacán 8.
La primera serie final y el primer gran héroe se dio en la misma primera temporada de la liga 1958-59.

Aquí la historia:

Año 1958, rol de 36 juegos y el campeón el que terminara de líder al concluir la temporada regular.
Guaymas y Hermosillo terminaron empatados en el 1er lugar. De ahí que se decidiera jugar una serie final al mejor de 5 juegos. Esa quedó registrada como la primera serie de play off, la primera serie final.

Hermosillo ganó los 2 primeros juegos en su casa 7-1 y 4-0. Se trasladaron al Abelardo l. Rodríguez de Guaymas y Cliserio Trujillo blanqueo 4-0 el sábado 7 de febrero.

El domingo 8 de febrero de 1959, por la mañana, Jesús Ibarra le gana duelazo 3-2 a Mauro Contreras para igualar la serie a 2 triunfos por bando.

Por la tarde, quinto y definitivo duelo, Hermosillo ganaba 1-0 en el cierre de la novena. Jesús Ibarra, ganador del 4to de la serie entra a batear de emergente y da imparable que empuja dos para el triunfo de 2-1 de Guaymas y así se escribió el primer campeonato de la Liga Mexicana del Pacífico y el primer gran héroe, Jesús “chino” Ibarra.
Mis respetos.

Continuar leyendo

Columnas

Benjamín Gil, ovacionado por la nación guinda

Chepe Zazueta

Publicado

en

Fuimos testigos de una imagen que no habíamos visto en años en el estadio de los Tomateros de Culiacán; de hecho es la primera vez que lo vemos en el relativamente nuevo “Estadio Tomateros”.

Hablamos de una ovación al manager rival, en este caso a Benjamín Gil, que es el actual dirigente de los Charros de Jalisco.

Algo similar no lo veíamos desde que, el extinto, Francisco “paquín” Estrada, fue ovacionado en la temporada 1998-99 cuando regresó al desaparecido estadio “Gral. Ángel Flores”, dirigiendo a los Águilas de Mexicali.

“Paquín”, les había dado a los Tomateros de Culiacán cuatro campeonatos como manager en la década de los ochentas y a mediados de los noventas. Dejó de ser manager guinda en la temporada 1998.

Ese mismo año regresó al estadio General Ángel Flores, como dirigente de Los Águilas de Mexicali. En la primera ocasión que se presentó frente a la nación guinda le brindaron una merecida ovación al mas grande manager que han tenido los Tomateros en su historia.

Dicho sea de paso “Paquín” Estrada iba a ganar el campeonato de la LMP con Los Águilas, el quinto en su cuenta, lo ganó frente a los Tomateros de Culiacán y festejando en la misma casa de los Tomateros. Cosas del béisbol.

Mas adelante, “Paquín” Estrada, iba a regresar como dirigente de los Tomateros para seguir aumentando su legado campeonil con la escuadra guinda, ganando el trofeo de campeones en las temporadas: 2001-02 y 2003-04.

Dicen que todo en esta vida es cíclico, ¿Se repetirá la historia con Benjamín Gil?, solo Dios lo sabe. Por lo pronto la nación guinda sabe reconocer a sus héroes y le brindó sonora ovación a uno de sus ídolos Benjamín Gil.

Mis respetos y aprobado.

Continuar leyendo

Tendencia

Copyright © 2020 El Jonronero. Todos los derechos reservados, sitio por trost.mx.