Síguenos en

Grandes Ligas

Exjugadores de Angels dicen que recibieron pastillas de oxicodona de Eric Kay

El Jonronero

Publicado

en

(Los Angeles Times).

Cuatro exjugadores de los Angels testificaron el martes haber recibido píldoras de oxicodona de Eric Kay, el exdirector de comunicaciones del equipo acusado de darle a Tyler Skaggs las drogas que provocaron su muerte en una habitación de hotel de los suburbios de Dallas en julio de 2019.

Tres de los jugadores – C.J. Cron, Michael Morin y Cam Bedrosian – dijeron que Kay era su única fuente de pastillas de oxicodona. El cuarto, Matt Harvey, testificó que recibió pastillas de oxicodona dos veces en 2019 de un amigo en Rhode Island, incluyendo una vez en abril cuando Skaggs le pidió pastillas.

La fiscalía, tratando de convencer al jurado de que Kay era la única fuente de Skaggs para la oxicodona, señaló que Kay estaba en rehabilitación por adicción a las drogas en abril de 2019.

Harvey, que parecía más delgado el martes que durante su breve tiempo en el equipo en 2019, recibió inmunidad para testificar después de ser citado por el gobierno. Detalló su historial personal de drogas y compartió lo que sabía sobre el uso de drogas de Skaggs. Insinuó que el mal uso de la oxicodona es frecuente en las Grandes Ligas.

“¿Era poco común que los jugadores usaran oxicodona en ese momento?”, preguntó el fiscal Errin Martin.

“No”, dijo Harvey.

Horas más tarde, el gobierno llamó a Carli Skaggs, la viuda del lanzador, para un testimonio. Respiró profundamente al tomar asiento. Se presentó como la esposa de Tyler Skaggs y, tras una breve pausa, como su viuda. Se disculpó por haber hablado antes que la fiscal Lindsey Beran.

“Lo siento”, dijo. “Esto es muy duro para mí”.

Beran preguntó a Skaggs sobre su matrimonio. Sobre la frecuencia y el momento en que se comunicaban. Sobre la última vez que lo vio, Skaggs dijo que fue en la sala familiar del Angel Stadium y, tras recomponerse, explicó dónde estaba. Declaró que no sabía que su marido se viera con Kay fuera del trabajo. Se le preguntó si recordaba la mañana en que murió.

“Sí”, dijo Skaggs antes de hacer una pausa. “Lo siento. He tratado de bloquear eso”.

Dijo que no pudo comunicarse con él, así que llamó al hotel y se comunicó con un compañero de equipo y un empleado de los Angels. Más tarde, el gerente general de los Angels, Billy Eppler, la llamó para compartir la noticia de su fallecimiento.

Durante el interrogatorio, el abogado defensor Michael Molfetta preguntó a Skaggs si era consciente de que su marido consumía drogas “con bastante regularidad” antes de su muerte. Ella dijo que no. Aseguró que habría intervenido si lo hubiera sabido.

Los antiguos compañeros de equipo de Tyler Skaggs testificaron que sí lo sabían.

Cron, que jugó para los Angels de 2014 a 2018, declaró que le compró drogas a Kay en ocho ocasiones, incluyendo una vez en 2018 cuando jugaba para los Rays de Tampa Bay. Cron dijo que le dio a Kay el dinero en el Angel Stadium – en la sala familiar o en un pasillo – y Skaggs dejó las pastillas en el hotel del equipo de los Rays.

Morin declaró que compró pastillas de oxicodona a Kay en 2016 y 2017 “probablemente cinco o seis veces”. Agregó que Skaggs le presentó a Kay como alguien que podía conseguirle medicamentos para lidiar con el dolor. Dijo que dejaba dinero para Kay en un cubículo en la parte superior izquierda de su casillero y Kay dejaba las pastillas allí.

La fiscalía mostró la copia de un texto grupal que incluía a Kay, Skaggs y Morin el 18 de julio de 2017, en el que Kay les preguntaba si querían “cohetes” por $30 cada uno. Les recomendó que consiguieran una “buena cantidad” para que les durara. En otro texto de 2017, Skaggs le preguntó a Morin si podía pasarle pastillas porque Morin se había acabado las de Kay. Morin testificó que le dijo a Skaggs que podía tomar todas las que quisiera.

Morin declaró que nunca tomó drogas con Skaggs y dejó de tomar pastillas cuando se fue de los Angels después de la temporada 2017.

Bedrosian testificó haber comprado “tres o cuatro” pastillas a Kay. Dijo que tomó una y “no se sintió bien”, por lo que devolvió el resto de las pastillas a Kay. Agregó que le compró pastillas a Kay “tal vez una vez más”.

Las revelaciones de los cuatro jugadores surgieron después de que el gobierno presentara el lunes al exlanzador de los Angels, Garrett Richards, como alguien que potencialmente compró drogas a Kay en base a tres transferencias de dinero por un total de $1.700 que hizo a Kay en Venmo entre noviembre de 2016 y noviembre de 2017.

Las Grandes Ligas de Béisbol y su sindicato de jugadores acordaron agregar pruebas de opioides a la política de drogas de la liga cinco meses después de la muerte de Skaggs. Las pruebas comenzaron durante la temporada 2020.

Harvey testificó haber sido introducido a la oxicodona por Skaggs durante el entrenamiento de primavera en 2019. Harvey recordó haber ido a la residencia de Skaggs después de jugar al baloncesto en el estadio de los Suns de Phoenix y tomar una cerveza cuando Skaggs le mostró una bolsa con cinco o seis pastillas. Dijo que Skaggs les comentó que eran oxicodona y Adderall.

Harvey aseguró que no tomó ninguna pastilla ese día, pero que Skaggs “habló de tomar una”.

Harvey, de 32 años, admitió haber consumido regularmente Percocet y cocaína durante su carrera en las Grandes Ligas, incluso cuando estaba con los Angels, y reveló que recibió Percocet de un jugador de hockey. Agregó que probó la oxicodona por primera vez en 2019. Dijo que ingirió oralmente un pedazo de una píldora de oxicodona con Skaggs una vez en el Angel Stadium durante la temporada. Declaró que no le gustó el efecto.

“Me pareció abrumador”, declaró Harvey. “No tuve una buena sensación… Me sentí tembloroso y sudoroso”.

Harvey admitió que tomó oxicodona después de esa experiencia, pero “no con frecuencia”. Reveló que Skaggs le dijo que ocasionalmente aplastaba pastillas de oxicodona y las inhalaba en el baño del club de los Angels.

Harvey declaró que compartió “tres, tal vez cuatro” píldoras rosas – dijo que no recuerda si eran Percocet u oxicodona – con Skaggs en junio de 2019.

La fiscalía entonces mostró una foto para el jurado que muestra una búsqueda en Google de “píldora rosa K56” que Skaggs hizo en su teléfono el 7 de junio de 2019. Las píldoras rosas K56 contienen 10 miligramos de clorhidrato de oxicodona. Harvey confirmó que fue alrededor del momento en que le dio las píldoras a Skaggs – poco antes de que los Angels se fueran de viaje. Harvey estaba en la lista de lesionados y no viajó con el equipo.

Harvey testificó que Skaggs le mandó un mensaje de texto pidiéndole dos pastillas para “relajarse” después del viaje. Harvey reveló que le dio seis o siete pastillas de Percocet – todo lo que le quedaba del lote que recibió de su amigo en Rhode Island – en la casa club de los Angels el 22 de junio. Harvey dijo que no sabía si Skaggs obtuvo drogas de alguien además de Kay.

“Obviamente, mirando hacia atrás, desearía haberle [advertido]”, testificó Harvey durante el contrainterrogatorio con la defensa. “En el béisbol, haces todo lo posible para permanecer en el campo. … En ese momento sentí que estaba siendo un buen compañero de equipo ayudándole a superar lo que estaba pasando. … Por desgracia, le di más”.

Harvey declaró que creía que iba a unirse a los Angels en su próximo viaje – el equipo tenía previsto salir la noche del 30 de junio a Texas – pero se enteró el día anterior que no iba a ir. Reveló que estaba “molesto” y “se sintió excluido”, así que fue a una de las bañeras para calmarse. En el camino, dijo que se encontró con Kay, que acababa de regresar de rehabilitación. Relató que Kay mencionó que tenía pastillas de oxicodona azules y hablaron de que Harvey había recibido una. Harvey dijo que Kay dejó una en su casillero.

Harvey aseguró que decidió no tomar la píldora esa noche porque su ira se había calmado y tenía que conducir hasta su casa en Newport Beach. Esa noche, los Angels volaron a Texas antes de una serie contra los Rangers de Texas programada para comenzar al día siguiente. Skaggs fue encontrado muerto justo después de las 2 p.m. CDT del día siguiente.

Se descubrió Percocet, una combinación de acetaminofén y oxicodona, en la habitación de hotel de Skaggs, pero no se descubrió en su organismo, según el informe de la autopsia. La oficina del médico forense del condado de Tarrant determinó que se ahogó en su vómito con una mezcla de fentanilo, oxicodona y alcohol en su organismo.

Harvey aseguró que tiró la píldora que recibió de Kay cuando llegó al Angel Stadium el 1 de julio porque no quería tener nada que ver con lo ocurrido y “estaba muy asustado”. Dijo que se fue a Texas al día siguiente para estar con el equipo. Testificó que Kay “parecía estar muy tenso… nervioso” y recordó una breve conversación con él.

“Dijo algo sobre ‘permanecer juntos durante este tiempo’”, reveló Harvey.

Cuando se le preguntó por qué creía que Kay le había dicho eso, Harvey respondió que creía que Kay había escuchado que le dio pastillas a Skaggs. Dijo que suponía que Kay también le había dado pastillas. Sin embargo, durante el interrogatorio, Harvey declaró que no sabía con certeza si Skaggs había recibido de Kay las pastillas que lo llevaron a la muerte. También aseguró que no sabía el alcance del consumo de drogas de Skaggs.

Los Angels liberaron a Harvey el 21 de julio, menos de tres semanas después de la muerte de Skaggs, a pesar de que tenía un contrato de un año por $11 millones garantizados. El bajo rendimiento – Harvey registró un ERA de 7.09 en 12 salidas – fue la razón que dio públicamente el equipo.

El gobierno descansó su caso el martes después de terminar la tarde con dos testigos llamados a atacar dos argumentos de la defensa.

La Dra. Stacey Hail, una médico toxicóloga a la que el gobierno pidió que revisara las pruebas del caso, testificó que había llegado a la conclusión de que Skaggs no habría muerto si no tuviera fentanilo en su organismo. Su relato apoyó la afirmación del gobierno de que Skaggs no habría fallecido “de no ser por” el fentanilo, que habría procedido de píldoras azules falsificadas de oxicodona de 30 miligramos.

La defensa ha afirmado que no se puede probar con un 100% de certeza que el fentanilo fuera la causa de la muerte de Skaggs.

El último testigo del gobierno fue Susannah Herkert, una piloto y exagente de la Administración para el Control de Drogas.

La defensa ha argumentado que Skaggs pudo haber recibido drogas de alguien más horas antes de morir mientras el equipo esperaba para abordar su vuelo a Texas en el aeropuerto de Long Beach. Herkert, que testificó que anteriormente trabajaba en la oficina de la DEA en el aeropuerto de Long Beach, afirmó que el acceso a la pista de los aviones estaba restringido.

Continuar leyendo
Click para comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Grandes Ligas

JAVIER ASSAD, LUCE ENORME EN LA LOMA CON CACHORROS…

El Jonronero

Publicado

en

CHICAGO — Los Filis de Filadelfia sufrieron el jueves su quinta derrota consecutiva, por 2-0 ante los Cachorros de Chicago, con lo cual siguieron complicándose en la lucha por el tercer y último boleto de comodín para la postemporada en la Liga Nacional.

El novato tijuanense Javier Assad (2-2) toleró cinco hits en el mismo número de innings. Se recuperó así de un par de malas actuaciones en las que admitió ocho carreras en seis innings.

Chicago barrió a los Filis en sus encuentros de la campaña.

Filadelfia tiene ahora una foja de 83-72. Se ubica sólo medio juego encima de los Cerveceros de Milwaukee, que cayeron también en la jornada, 4-2 ante los Marlins de Miami.

En busca de lo que sería su primer boleto de playoffs desde 2011, los Filis han perdido los primeros tres duelos de una gira de 10 visitas. Acumulan 10 derrotas en sus últimos 13 juegos desde que se colocaron en un registro de 80-62, el mejor que han tenido en la campaña.

Filadelfia ha anotado dos carreras o menos en nueve de esos 13 tropiezos. Tenía un récord de 22-29 el 3 de junio, cuando Rob Thomson reemplazó a Joe Girardi como manager.

En cuanto al criterio de desempate, los Filis tienen ventaja sobre Milwaukee, con una foja de 4-2 en sus duelos durante la temporada.

Ahora, Filadelfia disputará cuatro encuentros de visita en Washington, el peor equipo de las Grandes Ligas, antes de cerrar con tres en Houston, el mejor club de la Liga Americana. Los Cerveceros cierran con tres compromisos como locales frente a Arizona.

Kyle Thompson permitió un hit en tres capítulos para apuntarse su segundo salvamento en las mayores y su primero en este año.

Continuar leyendo

Grandes Ligas

¿FUE LA ULTIMA SALIDA DE JULIO O HABRÁ OTRA EN BUSCA DEL CY YOUNG?

El Jonronero

Publicado

en

SAN DIEGO — Freddie Freeman rompió el empate en la pizarra al sacudir un sencillo con un out en el 10mo inning, con el que remolcó a Mookie Betts, y los Dodgers de Los Ángeles superaron el miércoles 1-0 a los Padres de San Diego para fijar un nuevo récord de triunfos en la franquicia con su 107ma victoria del año.

Una verdadera lastima que no haya terminado en triunfo la extraordinaria labor de Julio Urìas (17-7) quien trabajò seis entradas de seis imparables, dos pasaportes y cinco abanicados sin permitir carreras lo que lo deja como líder absoluto de efectividad con 2.27 quedando, quizá, una apertura mas el próximo martes para El Culichi ante los Rockies de Colorado.

La victoria de los Dodgers, que ya se habían coronado en la División Oeste de la Liga Nacional, hace que los Padres sigan necesitando cuatro triunfos para lograr un puesto de wild card por primera vez en una temporada completa desde 2006.

Además, encaminó a los Dodgers a ganar su novena serie consecutiva frente a los Padres desde junio de 2021. El último juego de la tanda se disputará el jueves. Los equipos necesitaron entradas extra para resolver su duelo por segunda noche consecutiva el miércoles.

Alex Vesia (5-0), que se crió en la zona de San Diego, trabajó el noveno episodio para la victoria mientras que Tommy Kahnle logró su primera salvamento del curso tras lanzar el 10mo.

 

Continuar leyendo

Grandes Ligas

AARON JUDGE…LA NUEVA Y BUENA CARA DE MLB!

El Jonronero

Publicado

en

Pareciera que cada vez que el béisbol de las Grandes Ligas tiene momentos oscuros, una luz aparece para enamorar de vuelta a todos y recordarnos que este es el deporte más hermoso del planeta.

Al inicio de esta temporada, muchos se preguntaban si íbamos a tener una campaña recortada debido a que peloteros y dueños de equipos no se ponían de acuerdo en el nuevo acuerdo laboral. Las críticas a ambas partes no se hicieron esperar.

Hoy, nadie recuerda ese momento oscuro, pues Aaron Judge, le ha dado el toque mágico a una temporada de Grandes Ligas que ha tenido más de un momento que te hace agradecer al cielo ser un fanático de este deporte.

El jonrón 500 de Miguel Cabrera, la última temporada de Albert Pujols, su jonrón para superar a Alex Rodríguez, luego su bambinazo 700 y ahora Judge igualando un récord de 61 años en la Liga Americana y que más de uno considera debería ser el de ambas ligas, nos tiene a todos en el paraíso beisbolero.

“El Juez del Béisbol” pareciera ser ese héroe perfecto a seguir por todos. Un físico imponente, un carisma con los fanáticos, unas habilidades para jugar al beisbol de otro mundo, incluyendo un poder descomunal y una historia de vida que inspira a millones en el mundo. A esto súmale que juega en los Yankees de Nueva York, el equipo más popular de Las Mayores y quizás el más conocido en el todo el mundo entero dentro de los deportes profesionales norteamericanos.

De conseguir el cuadrangular 62, Judge se convertiría en el “Rey de los Jonrones” en el nuevo circuito, una marca que por 61 años ha estado en poder de Roger Maris. Son varios los que consideran que tanto el primer récord de Mark McGwire con 70 y luego el de Bonds con 73, deberían ir acompañados de un asterisco, pues sus nombres han estado ligados al uso de sustancias prohibidas.

Sea o no sea el récord general, lo que está haciendo Aaron Judge es merecedor de una ovación, una reverencia y de todo el respeto del mundo del beisbol. Este joven que ha superado miles de obstáculos, incluso desde el primer día en que vino a este mundo, hoy se encuentra en la cima del deporte que juega y con el que ha conquistado a muchos fanáticos jóvenes que quizás, habían perdido interés por el béisbol o nunca les había llamado la atención.

Judge será agente libre en la temporada muerta a no ser que los Yankees acuerden un contrato con el gigante de 6 pies 7 pulgadas. Un acuerdo que tendrá que ser muy grande, más que el propio Judge, un numero de muchas cifras, que asegure que la cara del béisbol de Grandes Ligas vista la camiseta de los Bombarderos del Bronx por muchos años por venir.

De conseguir el cuadrangular 62, Judge se convertiría en el “Rey de los Jonrones” en el nuevo circuito, una marca que por 61 años ha estado en poder de Roger Maris. Son varios los que consideran que tanto el primer récord de Mark McGwire con 70 y luego el de Bonds con 73, deberían ir acompañados de un asterisco, pues sus nombres han estado ligados al uso de sustancias prohibidas.

Sea o no sea el récord general, lo que está haciendo Aaron Judge es merecedor de una ovación, una reverencia y de todo el respeto del mundo del beisbol. Este joven que ha superado miles de obstáculos, incluso desde el primer día en que vino a este mundo, hoy se encuentra en la cima del deporte que juega y con el que ha conquistado a muchos fanáticos jóvenes que quizás, habían perdido interés por el béisbol o nunca les había llamado la atención.
Judge será agente libre en la temporada muerta a no ser que los Yankees acuerden un contrato con el gigante de 6 pies 7 pulgadas. Un acuerdo que tendrá que ser muy grande, más que el propio Judge, un numero de muchas cifras, que asegure que la cara del béisbol de Grandes Ligas vista la camiseta de los Bombarderos del Bronx por muchos años por venir.

Continuar leyendo

Tendencia

Copyright © 2020 El Jonronero. Todos los derechos reservados, sitio por trost.mx.