Síguenos en

Grandes Ligas

YOVANI GALLARDO, UN CERVECERO HISTÓRICO

El michoacano es de los lanzadores más destacados que ha tenido Milwaukee.

El Jonronero

Publicado

en

/@AdamMcCalvy

Pocos disfrutan un buen debate como los fans de béisbol. Con eso en mente, les pedimos a nuestros reporteros que enumeraran a los cinco mejores jugadores de la historia de cada franquicia en una posición determinada, según lo hecho con dicho equipo.

Aquí, los cinco mejores lanzadores derechos en la historia de los Cerveceros.

1. Ben Sheets, 2001-2008

Dato clave: Fue líder de ponches de todos los tiempos de los Cerveceros desde el 2008 – cuando rompió la marca del club del mexicano Teodoro Higuera—hasta el 2014.

Los Cerveceros eligieron al derecho con la 10ma selección general del Draft en 1999, y para el 2001 ya debutaba en las Mayores.

Fue convocado a cuatro Juegos de Estrellas en ocho temporadas con los Cerveceros, comenzando con su campaña de novato en el 2001 y terminando con su último año en Milwaukee en el 2008, cuando se convirtió en el primer (y hasta la fecha, el único) lanzador en abrir un Clásico de Media Temporada representando a los Cerveceros. La mejor campaña de Sheets fue la del 2004, año en el que registró efectividad de 2.70 ERA y recetó 264 ponches – un récord de la franquicia que aún está vigente.

2. Yovani Gallardo, 2007-2014
Dato clave: Tiene el quinto mejor promedio de efectividad en la historia de los Cerveceros (mínimo 500 innings) con 3.69.

Gallardo ha sido uno de los jugadores hechos en casa más exitosos de los Cerveceros, tras haber sido seleccionado en la segunda ronda del Draft amateur del 2004 proveniente de Fort Worth, Texas.

La opinión de los Cerveceros acerca del talento y aplomo del mexicano fue aparente en el 2008, cuando, con Sheets lesionado y el zurdo CC Sabathia recién habiendo derrotado a los Cachorros en el último partido de la temporada regular para amarrar el Comodín de la Liga Nacional, Gallardo fue el elegido para abrir el primer juego del equipo en postemporada en toda una generación. Era un reto del tamaño del mundo para el derecho de 22 años de edad, quien venía de hacer su debut en la Gran Carpa en el 2007. Y eso es sin contar el hecho de que Gallardo se había perdido la mayor parte del 2008 con una lesión de rodilla y había lanzado una sola vez desde el 1ro de mayo.

Yo Gallardo lanzó por última vez en 2018 con Rangers de Texas, desde entonces no juega en MLB.

A partir del 2009, el michoacano se mantuvo en salud y se convirtió en un fijo de la rotación de Milwaukee, fue convocado al Juego de Estrellas del 2010 y superó los 200 ponches en cuatro campañas seguidas del 2009 al 2012. En el 2011, Gallardo encabezó una rotación abridora reforzada con adquisiciones de cambio como Zack Greinke y Shaun Marcum, y tuvo récord de 17-10 con efectividad de 3.52 y una marca personal de 207 ponches en la temporada regular antes de brindar un par de aperturas estelares en la Serie Divisional de la Liga Nacional en el 2011 ante los D-backs.

En 2014, Gallardo superó a Sheets para convertirse en el líder de ponches de todos los tiempos de los Cerveceros. Finalizó su estadía en Milwaukee con 1,226 ponches antes de ser enviado a Texas por un grupo de prospectos que incluyó al futuro cerrador estelar Corey Knebel.

“Siempre que cuentas con un veterano establecido que se desarrolló dentro de la organización y fue tu abridor número uno por todos esos años, extrañas no tenerlo más en tu equipo”, expresó el piloto de los Cerveceros, Ron Roenicke, la siguiente primavera. “Un lanzador fijo y consistente. Cuando más lo necesitabas, el muchacho se subía al montículo y te brindaba una gran actuación”.

3. Chris Bosio, 1986-1992

Dato clave: Su 3.50 FIP es la mejor marca en la historia de los Cerveceros para un lanzador derecho (mínimo 500 entradas lanzadas).

Según la manera de medir el WAR de Baseball-Reference, Bosio ha tenido dos de las mejores ocho temporadas como abridor en la historia de los Cerveceros. Bosio fue alternado entre la rotación y el bullpen en sus primeros años en Milwaukee, pero fue integrado permanentemente al quinteto abridor en 1989, terminando con foja de 49-35 y efectividad de 3.39 ERA en 118 aperturas durante sus últimos cuatro años, antes de partir en la agencia libre junto a Paul Molitor y Dan Plesac después de la temporada de 1992.

Sólo Plesac e Higuera tienen un mejor FIP con el uniforme de los Cerveceros (mínimo 500 innings), y Bosio se encuentra en el Top 10 de los Cerveceros en juegos completos, presentaciones, blanqueadas, promedio de efectividad, entradas lanzadas y ponches.

4. Moose Haas, 1976-1985

Dato clave: Para los fanáticos de las estadísticas de la vieja escuela, el porcentaje de ganados y perdidos de Haas en 1983 (13-3) es la tercera mejor marca en la historia del club para un lanzador con por lo menos 10 decisiones.

Bryan Edmund “Moose” Haas acumuló la segunda mayor cantidad de aperturas, la tercera mayor cantidad de innings lanzados y la quinta mayor cantidad de ponches en los primeros 50 años de los Cerveceros a lo largo de 10 campañas con el club. Sus 14 ponches ante los Yankees el 12 de abril de 1978 impusieron un récord de la franquicia que permaneció vigente hasta que Sheets lo rompió en el 2004.

5. Pete Vuckovich, 1981-1986

Dato clave: Otra estadística de la vieja escuela: El porcentaje de ganados y perdidos de .606 de Vuckovich por los Cerveceros es el más alto en la historia del club (mínimo 50 decisiones).

Vuckovich es el único lanzador abridor en la historia de los Cerveceros en ganar un Premio Cy Young y fue uno de los abridores de élite del club en la década de los 80. Encabezó las Mayores con 14 victorias durante la temporada truncada por la huelga en 1981 y terminó de cuarto en las votaciones para el Premio Cy Young. Luego, ganó dicho galardón en 1982 tras lograr marca de 18-6 y efectividad de 3.34 en la temporada regular. Tiró con un fuerte dolor en el hombro de lanzar en la postemporada para ayudar a los Cerveceros a alcanzar el séptimo y decisivo juego de la Serie Mundial contra los Cardenales.

Continuar leyendo
Click para comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Grandes Ligas

10 MOMENTOS INOLVIDABLES DE HANK AARON

Los momentos que hicieron de Hank Aaron una leyenda

Avatar

Publicado

en

Por

Hank Aaron combinó consistencia y productividad como ningún otro.

Aaron, quien falleció el viernes a los 86 años, fue una potencia ofensiva durante sus 23 años de carrera en las Mayores y durante el período comprendido entre 1974 y 2007, fue el líder histórico en cuadrangulares. Superó las 100 carreras anotadas y tuvo un slugging superior a .500 en 13 temporadas consecutivas (1955-1967). También empalmó más de 20 jonrones en 20 años seguidos (1955-1974).

Según la leyenda, el inicialista de los Mets, Art Shamsky, le preguntó a Aaron qué se sentía llegar al parque todos los días sabiendo que conectaría dos imparables. “No sé si daré dos hits”, respondió Aaron. “Lo que sé es que si no los doy hoy, los daré mañana”.

Aquí, una lista de 10 momentos destacados de la carrera de Aaron.

1. Con permiso, Babe
8 de abril, 1974

Ante el zurdo de los Dodgers, Al Downing, Aaron conectó un slider con cuenta de 1-0 que voló la pared del jardín izquierdo del Atlanta-Fulton County Stadium con Darrell Evans en la inicial y sin outs en la cuarta entrada. Fue el 715to cuadrangular de su carrera, eclipsando el total histórico de Babe Ruth, quien acumuló 714 entre 1914 y 1935. Fue un evento épico para la historia del béisbol, que había erradicado la prohibición de jugadores afroamericanos apenas 27 años antes. Aaron recibió cientos de miles de cartas de odio mientras se aproximaba a la marca de Ruth. Pero Aaron ignoró todo eso, incluyendo amenazas de muerte, y continuó bateado. Si alguien tuvo un momento más poderoso que Aaron fue su madre, Estella, quien saltó al terreno para darle a su hijo un amoroso abrazo tras la hazaña.

2. Siguiente parada: La Serie Mundial
23 de septiembre, 1957

Aunque los líderes Bravos tenían una ventaja de cinco juegos sobre los Cardenales con seis por jugarse, era evidente que San Luis no se rendiría tan fácilmente, con el comienzo de una serie de tres encuentros necesitando entradas adicionales. Con Johnny Logan en la inicial y dos outs en la 11ma entrada, Aaron conectó una curva ante Bill Muffett – quien no había permitido jonrones en todo el año — sobre la pared del jardín central. El tablazo de oro desató la alegría de 40,926 aficionados del Milwaukee County Stadium. También envió a los Bravos a la Serie Mundial, donde vencieron a los Yankees en siete partidos. Aaron puso de su parte en el Clásico de Otoño, bateando .393 con tres cuadrangulares y siete impulsadas. Fue la única Serie Mundial ganada por Aaron.

3. Igualado en el tope
4 de abril, 1974

Luego de finalizar la temporada de 1973 con un total de 713 vuelacercas de por vida, Aaron tuvo todo el invierno para pensar en ese estacazo que necesitaría para igualar la marca de Babe. Aaron resolvió el asunto rápido al conectarle una recta con cuenta de 3-1 a Jack Billingham que voló la barda de la pradera izquierda del Riverfront Stadium de Cincinnati en la primera entrada del primer partido de la temporada de 1974. El tablazo generó controversia. Quedaban dos choques en la serie y luego los Bravos tendrían 10 encuentros seguidos en casa. Naturalmente, Aaron quería romper el récord en casa. Pero el Comisionado Bowie Kuhn le prohibió al manager de Atlanta, Eddie Mathews, que descansa a Aaron en Cincinnati, citando la integridad de la competición. Pero Aaron no jugó el segundo encuentro y en el tercero se fue de 3-0.

Aaron empata a Ruth con HR No. 714

4. El primero
17 de mayo, 1970

Con un sencillo en la primera entrada ante Wayne Simpson en el Crosley Field de Cincinnati, Aaron se convirtió en el primer jugador en llegar a 3,000 hits y a 500 jonrones. El miembro del Salón de la Fama, Stan Musial–uno de ocho jugadores que consiguieron 3,000 imparables antes que Aaron–le ofreció una felicitación. Los observadores empezaron por fin a apreciar que Aaron, con tanto poder como contacto, era un bateador único. Hasta ese momento, siempre había sido opacado por Willie Mays, su más carismática homólogo contemporáneo, quien llegó a los 3,000 hits casi dos meses después, el 18 de julio.

Hank Aaron llega a 3,000 hits

5. Jugador franquicia
6 de agosto, 1972

Aaron volvió a castigar a Simpson, esta vez en el Riverfront Stadium de Cincinnati, al conectar su jonrón número 660, significando el récord de más cuadrangulares dados por cualquier jugador en una sola franquicia. (Ruth disparó 659 con los Yankees). Ése fue el primer cañonazo de Aaron de la tarde. Dio otro ante el zurdo Don Gullett para romper un empate en la décima entrada y guiar el triunfo de los Bravos 4-2. Aaron terminó conectando 733 jonrones con los Bravos.

6. Nunca está de más
21 de septiembre, 1958

Aaron empujó cuatro carreras en el triunfo de Milwaukee 6-5 sobre Cincinnati que les aseguró el segundo banderín consecutivo de la Liga Nacional a los Bravos. Silenciando a 27,213 aficionados del Crosley Field de Cincinnati, conectó un cuadrangular de dos carreras ante Brooks Lawrence en la quinta entrada, antes de añadir otro bambinazo de dos rayas en la séptima ante Tom Acker. La victoria amplió el liderato de los Bravos 6-0, lo necesario luego de que Cincinnati anotó cinco en la parte baja de la séptima.

7. Tres especiales
21 de junio, 1959

En su único partido de tres jonrones – cada uno fue de dos carreras –, Aaron demostró que podía batear cualquier pitcheo. Ante un llenó de 22,934 aficionados en el Seals Stadium de San Francisco, conectó uno en el primer inning ante el zurdo Johnny Antonelli, el as de los Gigantes. Aaron esperó hasta la sexta entrada para volver a atacar, esta vez a Stu Miller, un especialista en pitcheos de baja velocidad. Aaron concluyó su gran día en el séptimo tramo ante el diestro Gordon Jones. Resultado final: Bravos 13, Gigantes 3.

8. Debió ser un gran hit, pero…
4 de octubre, 1969

Los Bravos enfrentaron a los Mets de Nueva York, sorpresivos ganadores de la División Este, en la primera Serie de Campeonato de la Liga Nacional. Aaron celebró la ocasión con un jonrón en la séptima entrada ante el eventual ganador del Cy Young y miembro del Salón de la Fama, Tom Seaver, en el Juego 1. Rompió un empate 4-4 y parecía ser el tipo de batazo que define un partido. En vez de eso, Nueva York anotó cinco carreras en la octava entrada para conseguir el triunfo 9-5, en el primero de una barrida en tres encuentros. Aaron hizo lo que pudo, al conectar jonrón en cada choque. Brilló en sus pocas participaciones en la postemporada, al batear para .362 con OPS de 1.116, seis vuelacercas y 16 impulsadas en 17 juegos.

9. Uno más
11 de julio, 1976

Aaron terminó su carrera donde la inició: Milwaukee. Claramente con sus mejores años en el pasado, bateó .232 con un poco característico slugging de .360 en dos campañas con los Cerveceros, siendo principalmente bateador designado. Añadió 22 jonrones y 95 impulsadas en 222 juegos a los totales de su carrera. En el segundo encuentro de una doble jornada, ante los Rangers de Texas, Aaron les recordó a los 28,149 aficionados en el County Stadium cómo solía batear, con un jonrón en la décima entrada ante el estelar relevista de los Rangers, Steve Foucault, para darles la victoria a los Cerveceros por 5-4. El público desató su alegría mientras Aaron recorría las bases, afortunados por la oportunidad de celebrar a la leyenda. Aaron conectaría un bambinazo más — el número 755 de su carrera – antes de retirarse al final de esa temporada.

Henry Aaron llega a 755 jonrones

10. Fuerza oculta
18 de junio, 1962

Con seis pies (1.83 metros) de altura y un peso de 180 libras (81.6 kilogramos), Aaron no representaba la figura de un cañonero típico. Pero sus rápidas muñecas le permitieron batear cualquier pitcheo y las fotografías indican que tenía una fuerza adicional en los antebrazos. En esta noche de lunes ante los Mets, Aaron envió la pelota a donde pocos la han llevado, con un cuadrangular ante Jay Hook en el Polo Grounds. La bola viajó un estimado de 470 pies.

Chris Haft ha cubierto las Grandes Ligas desde 1991.

Continuar leyendo

Grandes Ligas

GEORGE SPRINGER LLEGA A TORONTO EN MLB

El Jonronero

Publicado

en

Los Azulejos han salido triunfantes en la puja por los servicios de George Springer.

El club de Toronto ha llegado a un acuerdo con el jardinero, que se concretaría tras una prueba física, según informó Jeff Passan de ESPN. El corresponsal de MLB Network, Jon Heyman, informó que el pacto es de seis años y US$150 millones.

Los Azulejos no han confirmado la contratación.

Springer, de 31 años, estaba entre los mejores agentes libres disponibles en esta temporada muerta después de siete excelentes campañas con los Astros. El guardabosque redujo los ponches que lo plagaron al comienzo de su carrera y desde entonces evolucionó a uno de los bateadores más potentes en las Mayores. Desde el comienzo del 2019, Springer ha pegado 53 jonrones, con 128 empujadas y una línea ofensiva de .284/.376/.576 (OPS+ de 147).

El jardinero también ha tenido un brillante desempeño en la postemporada tras pegar 19 vuelacercas en octubre, que lo colocan junto al dominicano Albert Pujols en el cuarto lugar en la historia. En el 2017, Springer igualó un récord con cinco bambinazos en la Serie Mundial para también ameritarse el premio al JMV del Clásico de Otoño.

Los Azulejos y Mets estaban entre los principales candidatos para firmar a Springer, según varios informes. Nueva York se esforzó para pactar con Springer, pero el cañonero ahora se integra a un joven y hambriento club de Toronto que espera darle la pelea a los Rays y Yankees en la División Este de la Liga Americana.

Antes de agregar al estelar Springer, los Azulejos ya contaban con un buen grupo de jardineros en el cubano Lourdes Gurriel Jr., el dominicano Teóscar Hernández y Randal Grichuck.

Continuar leyendo

Grandes Ligas

YOELKIS CESPEDES, LA PROXIMA ESTRELLA CUBANA

Bambino Sedano

Publicado

en

Yoelkis Céspedes, hermano del cañonero Yoenis Céspedes, pinta para ser el próximo fenómeno cubano en las Grandes Ligas.

Medias Blancas de Chicago pagó por el jugador de 23 años dos millones de dólares.

El menor de los Céspedes, es un jardinero central que de acuerdo a scouts cumple con las cinco herramientas. Debutó a los 17 años en Cuba con los Halazanes de Granma, mismos con quienes participó en la Serie del Caribe Culiacán 2017.

Céspedes Maceo, hizo a un lado su vínculo con el distintivo nacional cubano en una concentración del equipo cuando se encontraban en una gira en 2019 en los Estados Unidos.

A partir de ahí, Yoelkis firmó con la agencia de peloteros Magnus Sport con la finalidad de cerrar un acuerdo con un equipo de liga grande.

Su hermano Yoenis, de 35 años y quien llegó a Grandes Ligas en 2012, ha sido de gran respaldo para Yoelkis. Luego de cerrar su firma con Medias Blancas. El mayor compartió un mensaje en redes sociales.

“Felicidades a mi hermanito por su primer contrato profesional, no puedo esperar por verte ahí hermano. Futura Estrella”

Yoelkis se suma a los patipálidos que serán dirigidos por el histórico Tony LaRussa, miembro del Salón de la Fama.

Los White Sox son el equipo con mayor talento cubano en sus filas, ahí se encontrará con el José Abreu, MVP de la Liga Nacional, así como con los jóvenes Luis Robert y Yoan Moncada, además del veterano receptor Yasmani Grandal, nativo de La Habana.

Continuar leyendo

Tendencia

Copyright © 2020 El Jonronero. Todos los derechos reservados, sitio por trost.mx.