Síguenos en

Grandes Ligas

LOS MAIZALES DE UN DESCALZO

El Jonronero

Publicado

en

Kevin Costner, de procedencia estadunidense, ha salido en un chingazo de películas, como la de Danza con LobosEl GuardaespaldasRobin HoodSilverado, recientemente protagonizando la serie de Yellowstone y me podría seguir con la lista, pero sería muy pero muy larga y me iría de contrabando. Hoy les platicaré algo de una película llamada Field of Dreams, esta chulada está basada en la novela Shoeless Joe, de W. P. Kinsella, jugador de los White Sox por varias temporadas durante los 1910’s; a este cabrón es muy sabido que el gran Babe Ruth le copió su swing. Joe Shoeless Jackson tenía ese apodo porque durante un juego, en la sexta entrada, se tuvo que quitar los spikes y jugar descalzo porque le quedaban apretados de a madre; el pelotero terminó con tremendo porcentaje de por vida de .356 y quedó campeón en 1917 con los White Sox, poco después fue suspendido del béisbol junto a otros siete jugadores por arreglarse con unos apostadores y dejarse perder en una Serie Mundial contra los rojos de Cincinnati en 1919, pero esa es otra historia.

 

 

No les contaré tanto de la película Field of Dreams para no cagarla y así la vean ustedes con sus propios ojos bonitos y dejen a un lado la hueva. Pues la neta se trata de un peladito que le gustaba un chingo el béisbol, admiraba mucho al Joe Shoeless Jackson, hablaba enamorado nomás de él todo el santo día, ¡qué bárbaro, qué manera de mamarlo! Pero bueno, pos el gran actor Kevin Costner protagoniza a Ray Kinsella, el granjero que tenía unos maizales brutos y frondosos afuera de su hogar que escuchaba voces en su cabeza que le decían: “Si lo construyes, él vendrá”, y pos construyó un diamante de béisbol con todo y unas pequeñas gradas; si yo tuviera hartos centavos ya hubiera construido un estadio afuera de la casa y hasta contrataría afición, a un cabrón que prendiera los focos, un anunciador buena onda, unos cubeteros con cerveza, una persona que toque el órgano con canciones regionales durante el juego y, de los cuatro ampáyeres, uno tiene que ser el mamón y que no le importe la vida; y esto es cierto, así lo haría y no son mentiras, pero bueno, a todo esto ¿quién no escucha voces? Yo siempre escuchaba las voces de la afición imaginaria cuando jugaba de chiquillo en el patio y aventaba la pelota contra la pared, rebotaba y me aventaba para cacharla de clavado y la gente de mi cabeza me aplaudía; también ahora, cuando estoy crudo, las voces de mi cabeza me dicen: “¿Pero ayer?, qué chulada”; o cuando me estoy bañando antes de tocar en un concierto, una persona me dice: “Con huevos, Pliego; con todo cabrón”; y es más, hasta las hembras escuchan voces lujuriosas cuando miran en la plaza caminar a un macho que les gusta; todos escuchamos voces de lo que tenemos que hacer para ser felices, el que no le haga caso a esas voces por pena a el qué dirán, pues no ha vivido; entre más loco sea uno es mejor y más anhelado.

 

 

Ayer se festejó, se jugó, se celebró, se disfrutó el juego de Field of Dreams en un pueblito apartado de grandes ciudades llamado Dyersville, ubicado en Iowa, mismo lugar donde se filmó la película. Pos construyeron un estadio a un ladito del de la película, con los maizales y todo el pedo. Para poder ir a ese juego tenías que meterte a un sorteo, luego, si ganabas, te daban la oportunidad de comprar boletos para ir al juego de Yankees vs White Sox con capacidad de ocho mil aficionados y, a huevo, mucha gente que ganó el mentado sorteo para comprar boletos los revendió y no supo esconder sus males por cantidades muy altas, según con cifras de hasta cinco mil dólares, ¡qué manera de matar un hermoso recuerdo que llevarás en el corazón por un maldito dinero que te lo metes en festejos con gentes que a veces ni conoces!

La tremenda presentación del juego empezó con el Kevin Costner saliendo por los maizales en forma de coyote elegante, al igual que en la película, luego, poco a poco, empezaron a salir las estrellas de cada equipo: Judge, Stanton, Abreu, Jiménez y los demás cruzaban también los maizales en forma lenta y amable; los cuatro que mencioné pegaron home run en el juego y pues, se me puso la piel chinita, la verdad, pues antes de ver el juego mire la película otra vez para no estar tan chueco con los pensamientos del juego.

 

 

“Play ball”, dijo el ampáyer, y los aplausos de los ocho mil cabrones se escucharon sabroso. Un juego, para mí, de los mejores de la temporada, puro estira y jala; primer pegó White Sox con home run de José Abreu, el primero en los libros del juego, pero Yankees regresó en la tercera entrada con home run de Aaron Judge; en total, en el juego, fueron ocho home runs: cuatro de White Sox y cuatro de Yankees. En ese campo la pelota vuela un chingo al igual que la película; hay una escena donde Kevin Costner le picha a Joe Jackson en el campo y la bateaba lejos para ponerla en los maizales, la mayoría de las veces con movimiento suave; creo que ahí deberían hacer un Juego de Estrellas y Home Run Derby, se les llenaría con gran facilidad, gran show sería, pero creo que lo más chingón de ayer fue el final de película en la novena entrada: todo se miraba para que ganara White Sox, pero nel Yankees, y sus maneras sádicas de bombardear de Stanton y Judge para irse arriba en marcador, pero esto no terminaba hasta que en la baja de la novena con hombre en base se arrimaba Tim Anderson a batear por los White Sox y créanlo o no, pues también la puso allá en los elotes. Tronaron los cuetes, las pantallas del estadio brillaban, señores y señoras, los White Sox ganaban.

 

 

Y la verdad, los verdaderos ganadores fueron la MLB; qué bonito juego, emotivo y ejemplar. Dicen por ahí que ya se está confirmado un juego igual para el siguiente año, así que pónganse abusados y métanse al sorteo, pero no lo vendan, no sean güeyes porque, así como dice Kevin Costner: “No estás en el cielo, estas en Iowa”.

 

Atentamente,

Pliego Villarreal

Continuar leyendo
Click para comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Grandes Ligas

JAVIER ASSAD, LUCE ENORME EN LA LOMA CON CACHORROS…

El Jonronero

Publicado

en

CHICAGO — Los Filis de Filadelfia sufrieron el jueves su quinta derrota consecutiva, por 2-0 ante los Cachorros de Chicago, con lo cual siguieron complicándose en la lucha por el tercer y último boleto de comodín para la postemporada en la Liga Nacional.

El novato tijuanense Javier Assad (2-2) toleró cinco hits en el mismo número de innings. Se recuperó así de un par de malas actuaciones en las que admitió ocho carreras en seis innings.

Chicago barrió a los Filis en sus encuentros de la campaña.

Filadelfia tiene ahora una foja de 83-72. Se ubica sólo medio juego encima de los Cerveceros de Milwaukee, que cayeron también en la jornada, 4-2 ante los Marlins de Miami.

En busca de lo que sería su primer boleto de playoffs desde 2011, los Filis han perdido los primeros tres duelos de una gira de 10 visitas. Acumulan 10 derrotas en sus últimos 13 juegos desde que se colocaron en un registro de 80-62, el mejor que han tenido en la campaña.

Filadelfia ha anotado dos carreras o menos en nueve de esos 13 tropiezos. Tenía un récord de 22-29 el 3 de junio, cuando Rob Thomson reemplazó a Joe Girardi como manager.

En cuanto al criterio de desempate, los Filis tienen ventaja sobre Milwaukee, con una foja de 4-2 en sus duelos durante la temporada.

Ahora, Filadelfia disputará cuatro encuentros de visita en Washington, el peor equipo de las Grandes Ligas, antes de cerrar con tres en Houston, el mejor club de la Liga Americana. Los Cerveceros cierran con tres compromisos como locales frente a Arizona.

Kyle Thompson permitió un hit en tres capítulos para apuntarse su segundo salvamento en las mayores y su primero en este año.

Continuar leyendo

Grandes Ligas

¿FUE LA ULTIMA SALIDA DE JULIO O HABRÁ OTRA EN BUSCA DEL CY YOUNG?

El Jonronero

Publicado

en

SAN DIEGO — Freddie Freeman rompió el empate en la pizarra al sacudir un sencillo con un out en el 10mo inning, con el que remolcó a Mookie Betts, y los Dodgers de Los Ángeles superaron el miércoles 1-0 a los Padres de San Diego para fijar un nuevo récord de triunfos en la franquicia con su 107ma victoria del año.

Una verdadera lastima que no haya terminado en triunfo la extraordinaria labor de Julio Urìas (17-7) quien trabajò seis entradas de seis imparables, dos pasaportes y cinco abanicados sin permitir carreras lo que lo deja como líder absoluto de efectividad con 2.27 quedando, quizá, una apertura mas el próximo martes para El Culichi ante los Rockies de Colorado.

La victoria de los Dodgers, que ya se habían coronado en la División Oeste de la Liga Nacional, hace que los Padres sigan necesitando cuatro triunfos para lograr un puesto de wild card por primera vez en una temporada completa desde 2006.

Además, encaminó a los Dodgers a ganar su novena serie consecutiva frente a los Padres desde junio de 2021. El último juego de la tanda se disputará el jueves. Los equipos necesitaron entradas extra para resolver su duelo por segunda noche consecutiva el miércoles.

Alex Vesia (5-0), que se crió en la zona de San Diego, trabajó el noveno episodio para la victoria mientras que Tommy Kahnle logró su primera salvamento del curso tras lanzar el 10mo.

 

Continuar leyendo

Grandes Ligas

AARON JUDGE…LA NUEVA Y BUENA CARA DE MLB!

El Jonronero

Publicado

en

Pareciera que cada vez que el béisbol de las Grandes Ligas tiene momentos oscuros, una luz aparece para enamorar de vuelta a todos y recordarnos que este es el deporte más hermoso del planeta.

Al inicio de esta temporada, muchos se preguntaban si íbamos a tener una campaña recortada debido a que peloteros y dueños de equipos no se ponían de acuerdo en el nuevo acuerdo laboral. Las críticas a ambas partes no se hicieron esperar.

Hoy, nadie recuerda ese momento oscuro, pues Aaron Judge, le ha dado el toque mágico a una temporada de Grandes Ligas que ha tenido más de un momento que te hace agradecer al cielo ser un fanático de este deporte.

El jonrón 500 de Miguel Cabrera, la última temporada de Albert Pujols, su jonrón para superar a Alex Rodríguez, luego su bambinazo 700 y ahora Judge igualando un récord de 61 años en la Liga Americana y que más de uno considera debería ser el de ambas ligas, nos tiene a todos en el paraíso beisbolero.

“El Juez del Béisbol” pareciera ser ese héroe perfecto a seguir por todos. Un físico imponente, un carisma con los fanáticos, unas habilidades para jugar al beisbol de otro mundo, incluyendo un poder descomunal y una historia de vida que inspira a millones en el mundo. A esto súmale que juega en los Yankees de Nueva York, el equipo más popular de Las Mayores y quizás el más conocido en el todo el mundo entero dentro de los deportes profesionales norteamericanos.

De conseguir el cuadrangular 62, Judge se convertiría en el “Rey de los Jonrones” en el nuevo circuito, una marca que por 61 años ha estado en poder de Roger Maris. Son varios los que consideran que tanto el primer récord de Mark McGwire con 70 y luego el de Bonds con 73, deberían ir acompañados de un asterisco, pues sus nombres han estado ligados al uso de sustancias prohibidas.

Sea o no sea el récord general, lo que está haciendo Aaron Judge es merecedor de una ovación, una reverencia y de todo el respeto del mundo del beisbol. Este joven que ha superado miles de obstáculos, incluso desde el primer día en que vino a este mundo, hoy se encuentra en la cima del deporte que juega y con el que ha conquistado a muchos fanáticos jóvenes que quizás, habían perdido interés por el béisbol o nunca les había llamado la atención.

Judge será agente libre en la temporada muerta a no ser que los Yankees acuerden un contrato con el gigante de 6 pies 7 pulgadas. Un acuerdo que tendrá que ser muy grande, más que el propio Judge, un numero de muchas cifras, que asegure que la cara del béisbol de Grandes Ligas vista la camiseta de los Bombarderos del Bronx por muchos años por venir.

De conseguir el cuadrangular 62, Judge se convertiría en el “Rey de los Jonrones” en el nuevo circuito, una marca que por 61 años ha estado en poder de Roger Maris. Son varios los que consideran que tanto el primer récord de Mark McGwire con 70 y luego el de Bonds con 73, deberían ir acompañados de un asterisco, pues sus nombres han estado ligados al uso de sustancias prohibidas.

Sea o no sea el récord general, lo que está haciendo Aaron Judge es merecedor de una ovación, una reverencia y de todo el respeto del mundo del beisbol. Este joven que ha superado miles de obstáculos, incluso desde el primer día en que vino a este mundo, hoy se encuentra en la cima del deporte que juega y con el que ha conquistado a muchos fanáticos jóvenes que quizás, habían perdido interés por el béisbol o nunca les había llamado la atención.
Judge será agente libre en la temporada muerta a no ser que los Yankees acuerden un contrato con el gigante de 6 pies 7 pulgadas. Un acuerdo que tendrá que ser muy grande, más que el propio Judge, un numero de muchas cifras, que asegure que la cara del béisbol de Grandes Ligas vista la camiseta de los Bombarderos del Bronx por muchos años por venir.

Continuar leyendo

Tendencia

Copyright © 2020 El Jonronero. Todos los derechos reservados, sitio por trost.mx.